La democracia cristiana. Sus orígenes y situación actual.

La democracia cristiana, forma parte de las ideologías conservadoras. Sin embargo, sus diferencias con el conservadurismo reaccionario y el conservadurismo liberal, o el liberalismo conservador son muy importantes. La influencia de la doctrina cristiana, a pesar de ser, posiblemente, un partido aconfesional es enorme. Es una ideología mucho más centrada en el ser humano y en los temas sociales, que el resto de las ideologías que se han mencionado.

En este artículo se hará un pequeño repaso a sus orígenes, sus principales pensadores y su evolución desde su nacimiento hasta nuestros días.

Democracia cristiana

1       Orígenes de la Democracia Cristiana

Si se busca en la historia los antecedentes remotos de la Democracia Cristiana (DC), podemos encontrar en los dos grandes filósofos de la Edad Media, Erasmo de Rotterdam y Tomás Moro, algunos elementos claves. Estos grandes pensadores fueron contrarios al individualismo que ya empezaba a reinar en esos años. Y pusieron el acento en la comunidad. La comunidad como un elemento clave para el funcionamiento de la sociedad, en contraposición al individualismo. Y en este concepto de comunidad, a su vez, hay tres elementos claves: los bienes, la justicia y la solidaridad. Los bienes comunitarios, la justicia comunitaria y la solidaridad entre los miembros de la comunidad.

Por otro lado, en cuanto al  humanismo cristiano, podemos encontrar unas remotas raíces en los movimientos pauperísticos medievales. Estos movimientos planteaban también que el centro de la sociedad, debía ser la comunidad. Una comunidad que a su vez, debería ser fraternal e igualitaria.

En cuanto a la propiedad de los bienes, estos movimientos consideraban que la propiedad debía tener un carácter social.

Por otro lado, respecto al poder, éste debería estar al servicio de la comunidad. Además, consideraban que la riqueza debía servir para el disfrute de todos los miembros de la comunidad. No para unos pocos.

2       Nacimiento de la ideología demócrata cristiana

Con la Revolución Francesa, nace una de las principales corrientes ideológicas, posteriores al liberalismo: el conservadurismo. La Revolución Francesa se inspiró en el liberalismo. Y como reacción a ese liberalismo, al cual representaba,  nació el conservadurismo

Sin embargo, la Revolución Francesa fracasó en una buena parte de los objetivos que tenía: la eliminación de los privilegios y la solución a los problemas sociales.

2.1       Los fracasos de los Revolución Francesa.

2.1.1       Abolición de los privilegios.

 Es cierto que abolió la aristocracia, pero no abolió los privilegios de los poseedores de la riqueza. Y esto trajo consigo que los grandes beneficiarios de dicha revolución fueron la burguesía. Una burguesía que aprovechando la ausencia de regulación a la actividad empresarial, elemento clave del liberalismo de la época, se enriqueció. Y se enriqueció explotando a la clase obrera. Con lo cual genera un descontento y una división social, como veremos en el apartado siguiente.

2.1.2       Solución a los problemas sociales.

 Los problemas que surgieron en Francia fueron los problemas propios del liberalismo de la época: la explotación de la clase obrera.  Como los nuevos dirigentes que emergieron con la Revolución Francesa, no se preocuparon de resolver esta situación de explotación, la clase obrera comenzó a movilizarse. Movilizarse en defensa de sus derechos. Esto provocó una división dentro de la sociedad francesa. Por un lado estaban los obreros, y por el otro lado estaba la burguesía y el campesinado.

2.2       La revolucion de 1848 en Francia.

Esta división de la sociedad llegó  a un extremo tal  en que los obreros se levantaron contra la opresión que sentían de una parte de la burguesía. Y estalló la revolución de 1848. Esa rebelión de los obreros fue brutalmente reprimida por el Estado, con el apoyo de la burguesía. Se calcula que hubo más de 10.000 muertos.

Ya antes de la revolución de 1848,  habían surgido en Francia varios pensadores, en especial Federico Ozanán  y Philippe Bouchez. Ambos tienen en común que estaban en contra del capitalismo salvaje de esa época. Estaban en contra de la visión de un liberalismo centrado en el individuo y carente de referentes éticos y morales. Son, en cierta forma, los precursores de los movimientos demócratacristianos. Estaban planteando una alternativa al capitalismo y al liberalismo.

3       Principales pensadores franceses. Nacimiento de la Democracia Cristiana.

Como los pensadores franceses se pueden considerar como los que dieron origen a lo que más adelante será la Democracia Cristiana, haré un pequeño resumen de los dos principales.

3.1       Federico Ozanán 

Las principales ideas de Ozanán se pueden resumir en las siguientes:

  • Que es aceptable y necesaria la intervención del Estado en los temas sociales y económicos, si la justicia y el bienestar social lo hacían necesario. Algo totalmente contrario  a los planteamientos del liberalismo. O sea, estaba propugnando la intervención del Estado para evitar las injusticias que una parte del empresariado  estaba cometiendo con sus obreros.
  • También planteaba el derecho que tenían los obreros a crear asociaciones gremiales. Asociaciones que muchos empresarios no aceptaban. Y que incluso eran reprimidas por el gobierno.
  • Y algo muy importante: la necesidad de una democracia participativa. Algo totalmente contrario a la democracia censitaria, que era el tipo de democracia en esa época. Y en el fondo de esta democracia participativa estaba un concepto clave: que el pueblo es el protagonista.

La cuestión es que Ozanán propone la creación de un movimiento de nombre “Democracia cristiana”. El nombre nace de la unión de dos elementos claves: a) porque   luchaba por una verdadera democracia, y  b) porque estaba inspirado en los principios del cristianismo. Este movimiento nace con un carácter claramente confesional, y apegado a las directrices de la Iglesia Católica. También nace  como una respuesta a los hechos acaecidos durante la revolución de 1848. Un movimiento que con el tiempo evoluciona hasta convertirse en un partido político.

Federico Ozanán vivió entre los años 1813 y 1853.

3.2       Philippe Bouchez

Es el otro gran pensador que nace en Francia, como respuesta a los fracasos de la Revolución Francesa. Su línea de pensamiento es algo distinta a la de Ozanán. Pero en todo caso, forman parte de los ejes centrales de la Democracia Cristiana como alternativa al liberalismo.

3.2.1       Principales características de su pensamiento

Las principales características de su pensamiento son las siguientes:

  • Los ejes principales de su pensamiento son dos: a) los valores éticos, y b) la dimensión comunitaria. Y estos ejes van a ser también elementos principales de la filosofía e ideología demócrata cristiana.
  • Es un defensor de los progresos sociales. El liberalismo está a favor del progreso, pero sin tener en cuenta los efectos negativos que puede tener para la sociedad. Bouchez considera que el pueblo organizado permitirá superar los peligros que conlleva un Estado autoritario y omnipotente. Hay que tener en cuenta que Bouchez vivió entre los años 1796 y 1865. Por lo tanto, su experiencia fue la de los Estados autoritarios y omnipotentes propios de las monarquías absolutas. Y después de la deriva autoritaria que se vivió en Francia después de la Revolución Francesa.
  • Era partidario del cooperativismo, siendo considerado uno de los precursores del movimiento cooperativista en el mundo.
  • Fue un activo defensor de la idea de la evolución. Consideraba que el mundo está en constante evolución, tanto en los temas materiales, como espirituales y filosóficos.

En esos tiempos fueron contemporáneos a Bouchez muchos de los grandes pensadores del socialismo, tanto del marxista como del utópico. Bouchez no tenía ideas socialistas, pero el término “socialismo” lo usó como contraposición al individualismo. Ese individualismo propio del liberalismo.

Bouchez también crea en 1840, una revista, L’Atelier, cuyos objetivos eran básicamente dos: a) contribuir a la difusión de  las ideas de la democracia cristiana, b) demostrar que los obreros eran capaces de aprender, de hacer más cosas. Hay que tener en cuenta que en esa época, la burguesía  menospreciaba a los obreros. Los consideraban incapaces de aprender, de evolucionar

3.3       Jacques Maritain.

Es otro gran pensador francés. Fue un filósofo cristiano que vivió desde 1882 a 1993. Nunca se manifestó pertenecer a ninguna corriente política. Sin embargo el ala más de izquierda de la democracia cristiana, considera sus ideas como parte de su ideario político. Es considerado el principal exponente del humanismo cristiano.

Una sus principales aportaciones es la consideración de que el fin del Estado es el bien común.

4       La Democracia Cristiana y la Iglesia.

Aunque la Democracia Cristiana nace bajo los principios del cristianismo, y en cierta forma, al amparo de la Iglesia Católica, en la realidad, fueron sus miembros, los pensadores cristianos, tanto católicos como protestantes, quienes crearon los movimientos que dieron origen a la Democracia Cristiana. Y en muchos casos, incluso en contra de las posturas oficiales de la Iglesia Católica. El reconocimiento de la Democracia Cristiana de forma oficial por la Iglesia Católica, debió esperar hasta 1891, como se explica en los párrafos siguientes.

4.1       La Democracia Cristiana en Francia

En el caso de Francia, si bien Ozanan propició la creación de un movimiento basado en la doctrina cristiana, y al amparo de la Iglesia, el otro gran artífice del nacimiento de la DC, Bouchez era partidario de una posición menos dependiente de la Iglesia Católica. Incluso, en sus principios, hubo algunos conflictos con la Iglesia, ya que ésta no era favorable a todos los postulados  que defendía la democracia cristiana. La Iglesia, como institución, no estaba en esos años, en contra del liberalismo.

Sin embargo, hubo miembros de la Iglesia católica que fueron abiertamente favorables a una postura contraria al liberalismo y al capitalismo. Es el caso del sacerdote dominico Lacordaire, quien llegó a afirmar lo siguiente. “Entre el fuerte y el débil, es la libertad la que oprime y la ley la que libera”. Lo importante de esta frase es que está diciendo que la libertad, que es la piedra angular del liberalismo, se transforma en una fuente de opresión. Una opresión que ejerce el fuerte sobre el débil. Y que sólo a través de la ley, se puede evitar que se produzca esta opresión, del fuerte sobre el débil. Lo cual implica la participación  activa del Estado en la promulgación de leyes que defiendan los intereses de los más débiles.

La posición oficial de la Iglesia no cambió, hasta que llegó al papado el Papa León XIII. Fue este Papa quien en el año 1891, publica la Encíclica Rerum Novarum, y además, se produce el reconocimiento oficial de la democracia cristiana.

5       Tendencias políticas de la Democracia Cristiana.

Desde su nacimiento hasta el día de hoy, la democracia cristiana se ha movido entre posiciones más sociales y contrarias al capitalismo, y posiciones más cercanas al liberalismo. La democracia cristiana, aunque como partido político se defina aconfesional, en el fondo siempre ha estado influenciado por las ideas del cristianismo. Y como las ideas del cristianismo tienen diferentes interpretaciones, las posturas de la democracia cristiana también han ido cambiando, influenciadas por  estas visiones diferentes del cristianismo.

La Iglesia Católica, como institución, tiene en su interior elementos propios del conservadurismo reaccionario, representado por un ala muy conservadora dentro de la Iglesia. Y por otro lado, representado por el actual Papa Francisco, un ala mucho más social y preocupada por los problemas de los más pobres.

En los párrafos siguientes voy a hacer un pequeño repaso a las posiciones de la democracia cristiana ante el liberalismo y ante el socialismo.

5.1       La Democracia Cristiana  ante el liberalismo

La democracia cristiana, como ya se ha dicho,   nace como  una respuesta del mundo cristiano a los excesos del liberalismo a mediados del s. XIX.

Esos años fueron unos años de gran expansión del capitalismo. Y en ese entorno histórico se produjeron los inicios de la democracia cristiana. No siempre con la aprobación de la Iglesia, como se explica en el capítulo “La Democracia Cristiana y la Iglesia”

Los hechos que llevaron a la necesidad  de buscar una alternativa al capitalismo y al liberalismo se pueden resumir en los siguientes:

5.1.1       La explotación de la clase obrera.

El capitalismo de esos años se caracterizó por una interpretación del liberalismo acorde con los intereses de los empresarios. Especialmente de los empresarios sin escrúpulos y sin moral, cuyo único objetivo era enriquecerse. No todos los empresarios fueron así. Eso hay que dejarlo muy claro. Pero los que sólo tenían por bandera el enriquecerse, cueste lo que cueste, cometieron una serie de atropellos a la dignidad y a la vida humana. Este es un resumen de algunos de  esos  abusos:

  • Salarios miserables, con los que apenas se podía sobrevivir.
  • Jornadas interminables, de hasta 15 horas diarias, incluso en los días festivos.
  • Los trabajadores no tenían ningún tipo de previsión. No existía ningún tipo de jubilación ni de prestaciones en caso de enfermedad. Si estabas enfermo, lo más seguro era que morirías, porque no tendrías los medios para contratar a un médico. Y como estabas enfermo, y no podías trabajar, no tenías ingresos. El pez que se muerde la cola.
  • Además, las mujeres y los niños, también tenían que trabajar en condiciones inhumanas.
  • Como si todo eso no fuera suficiente, los malos empresarios de esa época, además aplicaban multas y castigos si no se realizaba la cantidad de trabajo exigida
5.1.1.1        Las condiciones de vida

Como consecuencia de todo lo anterior, las condiciones de vida de los obreros eran unas condiciones miserables. Autores de la época han descrito esas condiciones paupérrimas. Léase Los miserables, de Victor Hugo.

En el fondo, los obreros y sus familias, vivían en unas condiciones equiparables a los  de los campos de concentración. Estas condiciones inhumanas llevaron a la muerte a miles de obreros, de mujeres y de niños. Y también a una sociedad plagada de lisiados.

Todo esto llevó al enriquecimiento de muchos empresarios. Fueron la base de un capitalismo fuerte, tanto en lo económico como en lo político.

En ese contexto la clase obrera, los pobres, era como si no existieran. Por eso, en esa época el derecho al sufragio era censitario. Es decir, en las democracias de esa época, el derecho al voto excluía a una parte importante de la población. Por ejemplo, a los analfabetos y a las mujeres. El sufragio universal era impensable.

Y el Estado, dentro de la versión liberal de esos años, era simplemente un gendarme encargado de que las leyes se cumplieran. El Estado por  lo tanto, quedaba reducido al papel de asegurar  que las leyes que se dictaban se cumplieran. El problema se agravaba ya que  los que tenían el poder económico hacían unas leyes de acuerdo con sus intereses, con un sistema judicial a su servicio.

Estos hechos hicieron que un sector del cristianismo se volviera en contra de esta situación. Y surgieron los primeros movimientos demócrata cristianos, contrarios al capitalismo y a sus excesos.

5.1.2       El individualismo

El individualismo es una de las características del liberalismo. El liberalismo pone en el centro al individuo, a la persona. El liberalismo económico, en la versión que tiene como padre a Adam Smith, considera que el motor que hace funcionar a la sociedad y a la economía es el interés individual por mejorar. Es decir, que una sociedad evolucionará, porque hay individuos que tienen interés en progresar. Y que con su esfuerzo, su capacidad de trabajo y su intelecto, progresarán, crearán riqueza, y las naciones evolucionarán.

Además, el citado Adam Smith, considera que la economía funciona por sí misma. Que el Estado no debe intervenir, porque rompería ese equilibrio milagroso. Es el llamado laissez faire y la mano invisible del mercado.

Todo eso queda muy bien en el papel. Pero no tiene en cuenta, como tampoco lo hicieron los padres del marxismo, que el ser humano es corrompible y que tiene dos caras: una cara buena y otra cara mala. Como una moneda.

Y los movimientos demócrata cristianos, ante ese individualismo, plantean la necesidad de una sociedad que ponga en el centro a la comunidad, no al individuo. Los demócrata cristianos  plantean que el gran error del individualismo es desconocer que el ser humano es por esencia un ser social. El ser humano tiene una esencia comunitaria. Ha nacido para vivir en comunidad. Por eso, es que los demócrata cristianos son grandes defensores de la familia.

5.2       La Democracia Cristiana ante el socialismo

La ideología demócrata cristiana se opone al socialismo marxista. Pero como el socialismo tiene diversos matices, como hemos visto en mi artículo,  “Las diferentes clases de socialismo”, la democracia cristiana ha llegado a acuerdos con partidos socialistas en distintas partes del mundo. En Alemania, el partido de Merkel, es la Unión Demócrata Cristiana (CDU) , un partido que ha gobernado desde hace años en coalición con el Partido Social Demócrata, el SPD.  En Chile, la Democracia Cristiana ha formado parte de la coalición de gobierno desde 1990 hasta 2010. Y en esa coalición, además de la Democracia Cristiana, estaba el Partido Socialista y otros partidos de izquierda. En ese período hubo 4 presidentes, de los cuales 2 fueron democratacristianos: Patricio Aylwin ( 1990-1994) y Eduardo Frei ( 1994-2000 ).

6       Características principales y evolución de la Democracia Cristiana.

No es fácil decir cuáles son las características de la ideología demócrata cristiana. Para empezar voy a transcribir algunas características  que aparecen en un documento de los democratacristianos de Chile, el documento “El A.B.C. de la Democracia Cristiana”, publicado en el año 1962. Allí se enumeran los principios ideológicos del partido Demócrata Cristiano chileno.

6.1       Las características según la Democracia Cristiana chilena.

Basado en ese documento, y en los estatutos del año 1960, voy a exponer a continuación las características principales y objetivos de la Democracia Cristiana chilena. Para ello, copio textualmente parte de esos documentos:

  • “Instaurar un régimen político, económico y social, en el cual el hombre alcance la plenitud de sus derechos humanos y sociales”. Y el documento agrega “La Democracia Cristiana aspira a sustituir el sistema capitalista por otro de carácter comunitario”. Esto cuadra con los ideales de los precursores de los democratacristianos, tanto en Francia como en Alemania.
  • Los partidos democratacristianos deben tener una “inspiración humanista y cristiana, y de vocación popular, que aspire a construir una sociedad libre, justa y solidaria
  • Debe luchar por “la defensa de los derechos de la persona; la promoción del bien común; la familia como la comunidad básica de la sociedad; la comunidad como ámbito solidario de personas; el Estado social y democrático de derecho; el fortalecimiento de la sociedad civil y el sentido de una economía humana”
  • El objetivo debe ser la implantación de “una sociedad  comunitaria en la que imperen la libertad y la justicia y que en el plano internacional promuevan la paz y la cooperación entre todas las naciones y la unidad de los pueblos”.
  • Debe ser humanista, “porque su objetivo principal es desarrollar todas las potencialidades del hombre, convirtiéndolo en el protagonista de la transformación de la naturaleza y la historia

6.1.1       Características generales de la ideología demócrata cristiana.

Sin embargo, estos principios ideológicos de la democracia cristiana chilena y que creo que pueden ser extensibles a toda la democracia cristiana, se han ido perdiendo con el paso de los años. Se podría afirmar, que en el mundo entero, las ideas capitalistas y liberales, más bien, las neoliberales, han ido penetrando en los partidos que originalmente fueron democratacristianos. El pragmatismo ideológico, y la transformación de los políticos, antes vocacionales, en políticos profesionales, han ido acabando con las verdaderas fuentes ideológicas.

Como he indicado en otros artículos, referente a otras ideologías, ya son muy pocos los partidos que en su nombre figuran las palabras “Demócrata Cristiano”. Esto es debido a que en su actuar político,  pueden ser liberales, o neo liberales, o demócrata cristianos, o conservadores o incluso socialistas, de acuerdo a como se ven las perspectivas de votos. Y por lo tanto, el nombre suele ser más ambiguo.  El marketing político está acabando con las ideologías. Naturalmente, siempre hay unas líneas rojas. Pero si el marketing político lo recomienda, esas líneas rojas también pueden sufrir algunas variaciones.

En resumen, podemos decir que las principales características de la ideología demócrata cristiana, son las siguientes:

  • Ser una alternativa al capitalismo y a la ideología económica del liberalismo
  • Tener una postura contraria al individualismo, propio de la ideología liberal. Para ellos el ser humano es un ser social, por lo tanto, ante el individualismo contraponen el valor  de la comunidad.
  • Son contrarios a cualquier régimen autoritario, del signo que sea.
  • Son aconfesionales, pero dentro de una concepción humanista del ser humano.

7       La Democracia Cristiana en Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial

Si bien es en Francia donde se puede decir que la DC nace, la falta de apoyo de la Iglesia Católica y sus choques ideológicos, hacen que el desarrollo de la democracia cristiana en Francia sea escaso.

Es en otros países de Europa donde la democracia cristiana llega a tener un papel preponderante. La democracia cristiana es importante en países como Alemania, Italia y Holanda.

En este artículo sólo me centraré en dar un pincelazo a la democracia cristiana en Alemania, antes de la Segunda Guerra Mundial. Porque allí surgen algunos de los elementos claves de la DC.

7.1       Von Vogelsang

La DC en Alemania surge a mediados del s. XIX. Uno de sus principales ideólogos es von Vogelsang. Participó activamente en el desarrollo de lo que se conoce como las tesis de Haider. Estas tesis son el fruto de una reunión de sociólogos cristianos en el año 1882. El fruto de esas reuniones se plasmaron en un documento que publicó von Vogelsang, conjuntamente con el conde de Breda,  en 1893.    En dichas tesis, se establecen unos planteamientos en relación con el trabajo, que serán claves en la evolución del derecho laboral en el mundo. En estas tesis, se pueden destacar dos elementos claves:

  • Por un lado, que el trabajo no está subordinado al capital, en la línea de los pensadores franceses
  • Pero, por otro lado, se especifican una serie de aspectos respecto al contrato de trabajo. En resumen, estos aspectos claves son los siguientes:
    • El contrato de trabajo no es un contrato de compraventa
    • Tampoco es un contrato de arrendamiento
    • Debe ser, por lo tanto, un contrato de sociedad.

Lo que es muy importante es estos planteamientos, es que pone al trabajo en un plano de igualdad con el capital.

7.2       Monseñor Ketteler

Pero no es la única figura clave en el s. XIX en Alemania. También es digno de mencionar Monseñor Ketteler, obispo de Maguncia, quien en el año 1848, el año de la revolución en Francia, hizo lo siguiente:

  • Una condena del derecho de propiedad privada de la forma como lo establece el la ideología económica liberal.
  • Además, reivindica el papel social que tiene la propiedad.

Como consecuencia de estas luchas por los derechos de los trabajadores, y en contra del liberalismo, termina por crearse el “Partido del Centro”, a fines del s. XIX. No se llama DC, pero tiene su ideología.

8       La Democracia Cristiana después de la Segunda Guerra Mundial

Es después de la Segunda  Guerra Mundial, cuando la DC surge con fuerza en el panorama político mundial. Y adquiere un protagonismo en la reconstrucción de una Europa arrasada por esa contienda bélica.

La DC de Alemania, con Adenauer al frente, junto a otros  partidos europeos con ideología demócrata cristiana, asumen un papel fundamental en esa reconstrucción. No lo hacen solos, ya que también intervienen en forma activa partidos socialistas y socialdemócratas.

Esta participación se puede resumir en cuatro aspectos claves:

  • La consolidación de la democracia, la cual había sido gravemente dañada por los regímenes nazis que dominaron en una parte de Europa.
  • La creación de la comunidad europea, en cuya creación y desarrollo participaron activamente.
  • El estado del bienestar. La DC contribuyó a su creación, con políticas sociales, inspiradas por una parte en preceptos cristianos, pero por otro lado, en su capacidad de llegar acuerdos con partidos de izquierda, que también estaban por la construcción del estado del bienestar.
  • La humanización del capitalismo liberal.

También los partidos demócrata cristianos surgen con fuerza en América Latina, especialmente en países como Chile, Uruguay, Venezuela y la República Dominicana.  En 1947, en Montevideo, con la participación entre otros, del uruguayo  Eduardo Regules y el chileno Eduardo Frei Montalva, se crea la Organización Demócrata Cristiana de América.

9       La Democracia Cristiana en la actualidad.

En la actualidad, los partidos demócrata cristianos, han ido perdiendo esos orígenes que se pueden encontrar en pensadores como los franceses Ozanán y Bouchez. Les ha pasado un poco lo que a todos los partidos desde la década de los 90 en el siglo pasado. Los partidos socialistas han dejado de ser marxistas y se han acercado al liberalismo. Los partidos conservadores se han movido hacia el conservadurismo reaccionario. Y en el caso concreto de la DC, ha desaparecido prácticamente en algunos países, como es el caso de España.

Uno de los últimos partidos importantes en Europa, con raíces demócrata cristiana, es el CDU en Alemania, el partido de Angela Merkel. Un partido que en la actualidad se mueve entre la ideología demócrata cristiana, la ideología liberal y la ideología conservadora afín al liberalismo.

 En los países de la antigua Unión Soviética, como Hungría y Polonia, el resentimiento anidado en las almas de una gran parte de la población, como consecuencia de la dictadura que vivieron, se han vuelto hacia una posición radical. Y han adoptado posturas de un radicalismo que les acerca al conservadurismo reaccionario, y que les aleja de las raíces demócrata cristianas.

Existe en la actualidad un grupo de partidos dentro Europa, que se consideran demócrata cristianos. Se agrupan en el Movimiento Político Cristiano Europeo. Estos partidos están más cerca de las posiciones más conservadoras de la Iglesia Católica. Defienden temas relacionados con los sostenibilidad de la economía y luchan contra temas tales como el comercio sexual y la trata de blancas. Pero, donde tienen posiciones conservadoras es en los temas del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Tienen una postura absolutamente contraria a estos temas.

************************

Otros artículos relacionados, publicados en otros medios

Konrad Adenauer. Artículo publicado en la Wikipedia.

Movimiento Político Cristiano Europeo. Artículo acerca de los partidos demócrata cristianos actuales en Europa. Wikipedia.

El inicio del fin de la democracia cristiana alemana. Artículo publicado el 20/02/2020, en Contexto y acción (ctxt.es)

Partidos, movimientos y coaliciones. Democracia Cristiana. Artículo publicado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.

***********************

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

(Visited 28 times, 28 visits today)
 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *