La ideología conservadora en el mundo

Ideología conservadora

La ideología conservadora en el mundo, es una mezcla, actualmente, de conservadurismo liberalliberalismo conservador

Pero empecemos por el principio. Las ideologías políticas, son sistemas de valores que tratan de explicar la realidad social, económica y política. Pero, esta es una visión teórica, dado que en la realidad, son los partidos políticos los que interpretan esa realidad de acuerdo con sus intereses, y la coyuntura política, como se explica en este artículo sobre los elementos claves de los partidos políticos.

Por lo tanto, una cosa es la visión teórica de la ideología conservadora, o el conservadurismo, y otra cosa es la percepción que tiene la gente, el pueblo, respecto a estos conceptos. Percepción que en buena medida está determinado por el marketing político.

En este artículo trataré de dar una visión general de la ideología conservadora y el conservadurismo, desde la óptica de la teoría. Explicar brevemente su evolución histórica, para luego tratar varios temas relacionados con la realidad actual del conservadurismo, y sus múltiples variaciones. Porque no hay una ideología conservadora única, sino que hay una multiplicidad de variaciones y matices. Como pasa con todas las grandes ideologías.

Un papel importante en este análisis es la relación entre el conservadurismo y la ideología liberal.

1       Introducción a la ideología conservadora. Sus inicios.

La ideología conservadora, el conservadurismo, nace como una respuesta a las ideas de la Revolución Francesa. Y yendo más al principio de los hechos, su origen está en las ideas de la Ilustración. Ese movimiento cultural e intelectual que se produce principalmente en Europa, a mediados del S. XVIII. Este movimiento fue el que inspiró cambios profundos en la sociedad de la época. Y uno de esos cambios profundos y drásticos, fue la Revolución Francesa.

Esa Revolución se sustentaba en ideas absolutamente contrarias a cosas tales como la monarquía absoluta y los poderes casi ilimitados de la aristocracia y de las instituciones religiosas. Y el regreso  a los conceptos de democracia. Al renacimiento de la democracia tal como la concebimos hoy en día. La famosa frase de libertad, igualdad y fraternidad.

Y esto provocó una ola de corrientes contrarias a esas ideas. En ese momento histórico, los que apoyaban esas nuevas ideas fueron las corrientes ideológicas e intelectuales de tipo liberal. De ellos surgen esos dos conceptos tan usados hoy en día: libertad e igualdad.

Y los que se oponían, lo hacían desde dos posturas: una postura que se ha dado en llamar “reaccionaria”, y otra menos radical. Pero, básicamente, se oponían a las ideas de progreso social y económico y querían que se mantuvieran las tradiciones. Y que las cosas siguieran como estaban.

Los distintos países dieron origen a diferentes corrientes dentro del conservadurismo. Esas corrientes estaban influidas por el grado de afectación que tuvieron a causa de la Revolución Francesa. Y de las acciones de Napoleón por imponer esas ideas a la fuerza.

2       Las principales ideas o características  del conservadurismo

El conservadurismo, como todas las ideologías, toma diversas formas, tal como se ha dicho en el apartado anterior, en función de su historia y de las características propias de cada país o región.

En un intento por buscar algunos elementos comunes, surge la siguiente enumeración de características. Y cada uno de estos elementos tendrá, a su vez, diferentes matices dependiendo del país y la región. Su desarrollo y evolución histórica han sido diferentes, por ejemplo, en Europa y América.

2.1       Ideología de derecha

El conservadurismo es, fundamentalmente, una ideología política situada en la derecha política, con algunas variantes que podrían ocupar el centro derecha.

2.2       Tiende al nacionalismo

El conservadurismo, en general, tiende a tener ideas nacionalistas. Defienden la unidad territorial y el concepto de nación. Llevados a extremos han tenido desviaciones como lo que pasó en la Alemania de Hitler. Por otro lado, los partidos conservadores de ámbito nacional, suelen entrar en conflicto con los partidos conservadores de las regiones independentistas. Como es el caso de España con las disputas entre el Partido Popular, el partido nacional, y Junts per Catalunya, un partido regional. En todo caso, los partidos de ideología conservadora en España, son los que más se oponen a cualquier negociación con los partidos independentistas en Catalunya. Y dentro de esos partidos independentistas, los más reacios a llegar a acuerdos son los partidos conservadores.

2.3       Contrarios a los cambios radicales

Son contrarios a los cambios radicales. Su postura inicial ante cualquier cambio, suele ser de negación.  Un repaso por la historia de las votaciones en distintos países, veremos que se han opuesto al voto de la mujer, a la prohibición de la pena de muerte, a la despenalización del aborto, entre muchos más ejemplos. Con el paso del tiempo, van aceptando  cambios en la sociedad. Pero les cuesta. En la actualidad, se puede afirmar que no son contrarios a los cambios, pero sí a los de tipo radical. Aceptan esos cambios, pero  se deben producir gradualmente, para que no afecten el orden establecido. No están en contra del progreso, pero debe estar regulado.

2.4       La tradición y las costumbres

Son ideologías apegadas a la tradición y a las costumbres. Para ellos, la tradición y las costumbres forman parte del “ser nacional”. Son lo que les da una identidad propia, identidad que deben defender. Es una característica que está muy ligada al nacionalismo.

2.5       La religión y la familia

La religión y la familia son otros elementos muy arraigados en las ideologías de corte conservador. Pueden aceptar la libertad religiosa. Pero esa aceptación es algo a lo que se ven obligados por los cambios que va sufriendo el mundo. Pero, al interior de sus vidas, mayoritariamente, suelen ser bastante religiosos. Algunos pertenecen a organizaciones como el Opus Dei. Y cuando están en el gobierno, dictan leyes que favorecen a las instituciones religiosas. Como es el caso en España, de la reforma a la  ley hipotecaria en el año 1998, durante el gobierno de Aznar. Gracias a esa reforma la Iglesia española pudo poner a su nombre miles de inmuebles.

2.5.1       La familia

 En cuanto a la familia, el antiguo concepto de autoridad patriarcal no ha desaparecido del todo. En muchos países, los partidos conservadores, o parte de ellos, mantienen posturas contrarias a las reivindicaciones feministas, como consecuencia de esa visión de la autoridad patriarcal.

2.6       El orden establecido

El orden establecido es también un valor común en las ideologías conservadoras. Está íntimamente relacionado con su actitud ante los cambios. Entendiendo por orden establecido, la forma de organización social, económica y política del país.

3       Las diferentes corrientes del conservadurismo

En todo caso, como ya se ha dicho, el conservadurismo no es, ni mucho menos, una corriente ideológica monolítica. Tiene muchas variantes, en función de la realidad histórica, las características propias de cada país o región, y de sus ideólogos, políticos, filósofos y escritores.

Un elemento para establecer las diferentes corrientes dentro del liberalismo, es su radicalidad, en relación con las ideas centrales del conservadurismo.

Y como se ha dicho al principio de este artículo, podemos hablar de dos grandes corrientes: el conservadurismo reaccionario y el conservadurismo moderado

4       El conservadurismo reaccionario

El conservadurismo reaccionario, se puede decir que nace en Francia, como  respuesta, precisamente a las ideas de la Revolución Francesa.

Allí  surge Louis de Bonald. Un filósofo  y político francés que defendió abiertamente a la monarquía absoluta y a los poderes que ostentaba la Iglesia Católica. Fue un defensor de la importancia fundamental que tiene la religión en el mantenimiento del orden establecido, y también de la importancia de la  familia. Algunos lo consideran el padre de la corriente más tradicional y reaccionaria del conservadurismo.

Los orígenes del conservadurismo reaccionario  datan de principios del s. XIX. Y sigue siendo una corriente importante  hasta mediados del S. XX. Sin embargo, algunas de sus ideas siguen vivas, hoy día, en el seno de algunos movimientos políticos.

Cobró fuerza, principalmente, en aquellos países donde Napoleón intentó por la fuerza instaurar las ideas de la Revolución Francesa.

4.1       Ideas principales

Sus ideas principales se pueden resumir en las siguientes:

  • La no aceptación de las ideas e instituciones  democráticas. En concreto, de la participación del pueblo en las funciones de gobierno y de decisión. Y de su participación en los poderes del Estado.
  • La defensa de la monarquía absoluta. Actualmente, sólo quedan 7 países en los cuales existe un régimen de monarquía absoluta: Arabia Saudita, Brunei, Catar, Omán y Suazilandia. Algunos también incluyen en esta lista al Vaticano.
  • La defensa de la aristocracia hereditaria. Esta postura sigue, en cierta forma, vigente en casi todos los países gobernados por un sistema monárquico. En la actualidad son muchos los países que tienen un régimen de monarquía parlamentaria. Pero subsisten otros tipos de monarquías
  • La autoridad patriarcal, en el seno familiar. Consideran que deben existir unos roles muy definidos dentro de la familia. Concretamente el rol del padre de familia. Es, para decirlo de alguna forma, el patriarca, el que manda. Este orden patriarcal es uno de los pilares de la sociedad. Y también de sus valores. Es la base de la sociedad y del orden establecido.
  • La religión es otro pilar fundamental, para el conservadurismo reaccionario

5       Conservadurismo moderado

Por otro lado, el conservadurismo moderado se caracteriza por una postura menos radical que el conservadurismo reaccionario. Dependiendo de la realidad histórica de cada país, toma diferentes formas.

Pero, se puede afirmar que, básicamente, todos aceptan las instituciones democráticas. Sin embargo, las variaciones respecto a las ideas centrales del conservadurismo son muchas, dependiendo, como se ha dicho, de la situación histórica de cada país, de la coyuntura económica y de los líderes de los partidos conservadores. También, la defensa de la monarquía absoluta es casi inexistente en los partidos conservadores moderados de Europa y América.

Además, dentro de los partidos conservadores moderados, podemos distinguir dos grandes grupos: a) los que están influenciados por la Iglesia Católica, y que ha dado origen a la Democracia Cristiana, y b) los que están influenciados por las ideologías liberales.

La ideología demócrata cristiana, se analizará en el siguiente artículo. En este artículo trataré la ideología conservadora influenciada por las ideologías liberales.

En la literatura al respecto, algunos autores diferencian dos tipos de ideología conservadora influenciada por el liberalismo: el conservadurismo liberal y el liberalismo conservador. Sin embargo, las diferencias reales entre ambas corrientes son más bien de matices. Más aún, teniendo en cuenta que, actualmente, los partidos políticos que se declaran conservadores, varían sus posturas de acuerdo con la coyuntura política del momento. Pero hay, ciertas cuestiones que los definen, y dentro de las cuales tienen una postura que podríamos llamar inmutables. Son, en la práctica, las famosas líneas rojas.

5.1       Conservadurismo liberal y liberalismo conservador

El conservadurismo liberal y el liberalismo conservador, son  dos corrientes moderadas del conservadurismo. Están influenciadas por las ideas propias del conservadurismo, pero  también por las ideas del liberalismo. Este hecho hace que estas dos  corrientes se caractericen por combinar políticas conservadoras con políticas de tipo liberal.

En todo caso, el liberalismo conservador es muy similar al conservadurismo liberal, compartiendo sus características principales. La diferencia fundamental es que en los aspectos económicos son mucho más cercanos al liberalismo. Y en la actualidad, al neoliberalismo.

En el caso del liberalismo conservador, se puede decir que tiene su origen en Inglaterra, con el filósofo y político, Edmund Burke. Se le considera el padre del liberalismo conservador,  un conservadurismo moderado, influenciado por algunas de las ideas del liberalismo.

Se puede afirmar que hoy en día, los partidos políticos conservadores han ido evolucionando hacia esta posición híbrida, entre conservadurismo y liberalismo, a través de sus políticas, programas de gobierno y por la acción de sus líderes. En el caso de Europa, donde lo común son las alianzas entre partidos, estas alianzas han contribuido a que las ideologías vayan mutando.

Por ese motivo, analizaré en forma conjunta estas dos corrientes dentro del conservadurismo.

5.1.1       Las características del conservadurismo liberal y el liberalismo conservador

Las características del liberalismo que adopta el conservadurismo liberal y también el liberalismo conservador, son principalmente las siguientes:

5.1.1.1        Temas económicos

En lo económico adoptan posturas liberales. En todo caso, como ya se ha dicho, las posturas liberales que adoptan son más cercanas al nuevo neoliberalismo. Defienden principalmente lo siguiente:

5.1.1.1.1       Mercado libre. Economía de mercado.

Son partidarios de una economía de mercado y de la existencia de un mercado libre. ¿Y qué es el libre mercado?. Es aquel en que los precios se fijan por la interacción entre los oferentes y los demandantes, sin intervención del Estado ni de ningún otro organismo. También es donde el intercambio de bienes y servicios se realiza sin restricciones de ningún tipo. Consideran que las inversiones y la producción de bienes y servicios se realizan a través de las acciones de las personas y empresas. Las  cuales interactúan libremente en el mercado. Esta interacción se produce de acuerdo con las leyes de la oferta y la demanda, y sin la intervención del Estado. Sin embargo, se acepta la intervención del Estado si esa intervención contribuye al buen funcionamiento de las leyes del mercado. Está íntimamente ligado con los  puntos siguientes.

5.1.1.1.2       Intervención del Estado en la economía

También son contrarios a la intervención del Estado en la economía. Aceptan, sin embargo, la existencia de un Estado que sea lo más pequeño posible. De aquí que no sean partidarios de una sanidad privada y una educación privada. Y también de la externalización de todo lo que sea posible. Como por ejemplo, las cárceles, como en algunos estados de Estados Unidos. Por lo tanto, son partidarios de una regulación mínima  en el ámbito de la economía. O sea, tienen una actitud contraria a la aplicación de normas reguladoras en la economía. Consideran que las propias leyes de la oferta y la demanda, permitirán que la economía funcione adecuadamente. Y que la intervención del Estado sólo contribuye a que el funcionamiento de esas leyes de  la oferta y la demanda, se resientan. Y eso provoca que la economía deje de funcionar adecuadamente.

5.1.1.1.3       Impuestos

También defienden una estructura impositiva mínima. Son contrarios a la aplicación de sistemas progresivos de tributación. Por ejemplo, de que los más ricos tengan que pagar más. Consideran que al disminuir los impuestos, hay más dinero para las inversiones, lo cual genera empleo. Incluso, en el caso de las inversiones no productivas, como por ejemplo, la construcción de un palacete, están contribuyendo a la creación de puestos de trabajo. Y, por lo tanto, al aumento de la demanda. No son, teóricamente, partidarios de la inversión pública. Sin embargo, la historia nos muestra muchos casos de gobiernos conservadores, que han hecho inversiones públicas, a través de contratos con empresas privadas relacionadas con esos partidos en el gobierno.

5.1.1.1.4       La propiedad privada

La propiedad privada es otro elemento importante adoptado del liberalismo. Son defensores de la propiedad privada de los bienes de producción. Y contrarios a la propiedad pública, tanto de los medios de producción como de los servicios. Son junto a los liberales y neoliberales partidarios de la educación y la salud privadas. Ejemplos de servicios que antes eran impensables que estuvieran en manos privadas, son el caso de las cárceles, como ya se ha mencionado.

5.1.1.2        Temas legales
5.1.1.2.1       El Estado de derecho.

También son fuertes defensores del Estado de derecho.  El Estado de derecho es una especie de orden sagrado, según el cual todos los miembros de una sociedad, incluidos los gobernantes, deben actuar de acuerdo con las normas y leyes establecidas. Normas y leyes que son públicas y de obligado cumplimiento.

5.1.1.2.2       Un gobierno constitucional

Defienden la existencia de un gobierno constitucional. Esta característica es más fuerte en el conservadurismo liberal. La Constitución es una especie de libro sagrado para ese tipo de conservadurismo.

5.1.1.3        Temas sociales
5.1.1.3.1       La desigualdad social

En los temas sociales, su característica más importante es la  aceptación de  las desigualdades sociales como algo  inevitable. Aquí, incluso, pueden llegar a acercar sus posiciones al conservadurismo reaccionario.

5.1.1.4        Actitud contraria a los privilegios

También del liberalismo nace su actitud contraria a los privilegios de ciertos grupos de la sociedad. Por ejemplo, el privilegio del poder absoluto de la monarquía, de los privilegios del clero y de la aristocracia. Sin embargo, no tienen una actitud similar contra los privilegios que se van produciendo en el mundo actual, con las grandes fortunas y otros grupos de poder. Es cierto que están sujetos al “imperio de la ley”, pero las instituciones, tal cual funcionan hoy, les permite burlar la ley, en especial, en los temas económicos. Además, las leyes, esas leyes del Estado de derecho, en ocasiones se dictan cuidando los intereses de determinados nuevos grupos de poder. De poder económico y financiero.

5.1.1.5        Un Estado fuerte

Son partidarios de un Estado fuerte, Un Estado que garantice el buen funcionamiento de las instituciones. Para que garantice la Ley y el Orden.

5.1.1.6        Coyuntura política

De acuerdo con la coyuntura política del momento, adoptan posiciones más liberales o bien, más cercanas al conservadurismo. Estos cambios de actitud y de postura ideológica, lo pueden tener tanto en temas sociales, como económicos o bien de tipo ético. Pero siempre moviéndose dentro del espectro derecha o centro derecha

5.1.1.7        Temas éticos y morales-

Este es un aspecto en el cual la influencia del liberalismo, puro y duro, es casi nulo. Porque en los temas éticos y morales, están muy influenciados por la religión. . Para ellos la religión es muy importante, por los valores que representa para la sociedad. Sin embargo, en este punto, los conservadores, en especial el liberalismo conservador, pueden adoptar diferentes posiciones, según el tipo de religión imperante. Esto es así, porque esta ideología le da un papel importante a la religión, aún cuando se trate de un Estado aconfesional. Habrá diferencias entre un partido conservador en un país donde predomine la religión católica, de otro en el cual la religión dominante sea la protestante. Y esas diferencias pueden ser mayores, si hablamos de otras religiones, como la musulmana, la budista o la hinduista.

5.1.1.8        Aspecto filosófico

En especial, el liberalismo conservador, en el aspecto filosófico, es partidarios del individualismo filosófico. En términos muy generales, es una doctrina en la cual el individuo es el elemento fundamental en toda organización social, y también en los temas legales. Por lo tanto, toda actividad humana, tanto en los temas éticos, sociales, económicos, religiosos, deben estar en función de este papel clave del individuo. Es por lo tanto, una doctrina totalmente opuesta al colectivismo. Esta doctrina, al llevarla al tema político, permite defender, desde un punto de vista filosófico, el concepto de laissez faire, de la economía liberal clásica. Pone los derechos individuales por encima de los derechos colectivos. Es este uno de esos puntos donde estas dos corrientes del conservadurismo moderado, pueden tener más discrepancias.

5.1.1.9        Justicia social

En cuanto a la justicia social, son contrarios a esta forma de ver la justicia. El concepto de justicia social, no es un concepto nuevo, si bien ha tomado más fuerza en las últimas décadas, hasta el punto de que el año 2007, las Naciones Unidas establecieron el Día Mundial de la Justicia Social. La justicia social tiene su centro en la lucha contra la injusticia social, y por lo tanto, centran su atención en temas tales como la pobreza, las desigualdades, el estado del bienestar, los derechos laborales y otros, en esa línea. En especial el liberalismo conservador rechaza en cierta forma esta manera de ver el mundo. Incluso, en algunos casos, pueden llegar a estar más cerca del conservadurismo reaccionario.

6       El conservadurismo moderado en el mundo actual

El conservadurismo moderado, en especial la corriente del liberalismo conservador, tiene un papel importante en muchos países europeos, especialmente en algunos de la Europa del Norte. En España, el Partido Popular, está fuertemente influenciado por el liberalismo conservador. Aunque en su interior hay algunas corrientes ideológicas minoritarias, como es el caso de la Democracia cristiana.

En América Latina, podemos mencionar dos partidos con ideología afín a la corriente del liberalismo conservador. Son Renovación Nacional en Chile, y el Partido Nacional en Uruguay

7       Diferencias entre el conservadurismo y el liberalismo

Aunque parezca que casi no hay diferencias entre el conservadurismo liberal, el liberalismo conservador y el liberalismo, no es así. Hay fuertes diferencias en la teoría. Lo que sucede es que en la práctica, muchos partidos políticos en Europa y América, van adoptando una postura intermedia. Por esa razón, en la actualidad es difícil encontrar un partido que se llame “Partido Conservador”. En cambio, si hay partidos que en su nombre aparece el término “liberal”.

Veamos algunas de esas diferencias teóricas:

7.1       En relación con la religión y los valores morales.

En este aspecto el liberalismo defiende la separación entre el Estado y la religión. Es decir, es partidario de un Estado aconfesional. Y también es contrario a los privilegios del clero. En cambio, para el conservadurismo, la religión es una pieza fundamental para la defensa de los valores morales dentro de una sociedad.

7.2       Libertad de las personas y derechos civiles.

Si hablamos de la libertad de las personas y los derechos civiles, para los liberales esa libertad individual es una pieza fundamental para el buen funcionamiento de la sociedad. Forma parte de un todo, con los derechos civiles, que son aquellos derechos que garantizan y protegen las libertades individuales. Los derechos civiles son los que establecen las leyes. En cambio, para los conservadores, este concepto no es tan importante. Para ellos es más relevante el orden dentro de la sociedad. Y también las tradiciones. Por lo que la libertad y los derechos civiles, vienen a estar en un segundo plano, con respectos a los imperativos del orden y el mantenimiento de las tradiciones.

7.3       Estructura social y movilidad.-

En este aspecto, para los liberales, la estructura social depende de las capacidades, aptitudes y del esfuerzo de cada individuo. Unas mayores capacidades y aptitudes, unidas al esfuerzo realizado, implican un éxito económico y un ascenso dentro de la sociedad. En cambio, para los conservadores, el estado natural de los grupos humanos es aquel en el cual existen unas clases sociales que están por encima del resto. Y que esta situación garantiza el orden necesario en una sociedad. Aparte del factor orden, hay un componente, que no se dice abiertamente, y que tiene relación con el mantenimiento de los privilegios que gozan determinados estratos de la sociedad. No son sólo los privilegios de clase social, sino también de acceso a los puestos de trabajo.

7.4       Nacionalismo e internacionalismo.-

 Al respecto, los conservadores, como tienen sus raíces en la tradición y los valores históricos que refuerzan la identidad colectiva, tienen cierta tendencia hacia el nacionalismo. Y también, en consecuencia, al proteccionismo. En cambio, los liberales, basados en sus ideas de libertad y de un comercio con las mínimas restricciones posibles, son y defienden el internacionalismo. Las oportunidades para el desarrollo personal y económico, no pueden ni deben estar circunscritos a una región o país.

7.5       Actitud ante el progreso y los cambios.

Los liberales son abiertamente defensores del progreso. A partir de la individualidad y la libertad, se pueden producir cambios que conduzcan a avances de todo tipo y, naturalmente, al progreso. En cambio, los conservadores, no es que sean enemigos de los cambios. Pero sí le tienen, digamos, un poco de recelo. Por lo que para ellos los cambios se deben producir gradualmente, sin que se comprometa el orden imperante en la sociedad.

8       Conflictos con el liberalismo y situación actual.

Estas diferencias entre el conservadurismo y el liberalismo originaron en el s.XIX varias guerras civiles en América Latina. Sólo haré mención a las que hubo en Colombia y en México

En Colombia, en el período entre 1812 y 1886, hubo no una guerra civil, sino varias, entre los partidarios de liberalismo y los de las  ideas del conservadurismo.

En México es digna de mencionar, la conocida como Guerra de Reforma.

Pero, con la evolución de los movimientos obreros y de las ideas socialistas, los que en el pasado fueron enemigos, poco a poco fueron percibiendo que tenían un enemigo común. Este proceso se consolidó, por decirlo de alguna manera, con el triunfo de la Revolución Socialista en la Rusia de los zares, en el año 1917. A partir de ese hecho, y posteriormente, con el desarrollo de varias revoluciones socialistas y comunistas en todo el mundo, los partidos de corte liberal y los de ideas conservadoras, comenzaron a unirse. Y lejos de enfrentarse, como había sucedido en el pasado, comenzaron a unirse. Y surgieron el liberalismo conservador y el conservadurismo liberal.

En la actualidad, estos movimientos se unen en un solo partido o gobiernan en alianza. Especialmente en Europa.

En general, la realidad política en el mundo, es que los partidos políticos no tienen una ideología política claramente definida. Lo que tienen son unas líneas rojas, que no deben traspasar en sus políticas de gobierno. Por ese motivo,  es que en este momento son raros los partidos que siguen teniendo en su nombre, la palabra “conservador”.

***********************

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

(Visited 73 times, 29 visits today)
 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Diana Candia dice:

    Nacionalismos .Peligrosos procesos en que la visión de otras sociedades o culturas se desprecian y se infravaloran. Nuestras costumbres
    nuestra inteligencia, nuestro idioma tiene un infinito valor superior.Estas características no se pueden mezclar con otros valores diferentes a los nuestros. Es agrandar el concepto de tribu. Y por esto se han producido cientos de guerras. Los otros nos explotan, nos quitan territorio, nos colonizan. Y así se amasa el odio al que no es igual que nosotros. Una lacra muy contagiosa. Nosotros somos mejores que Uds.

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *