Genocidios actuales en el mundo.

genocidios actuales
Srebrenica. Fuente: The Conversation

1       Introducción

En esta tercera parte de “Los genocidios del siglo XX”, terminaré con algunos de los genocidios actuales. Es decir, aquellos que se han cometido en las últimas décadas del siglo pasado y que se están cometiendo actualmente en este siglo XXI. Porque los genocidios no son una cosa del pasado. Los genocidios conviven con el ser humano desde los inicios de su existencia. Son el fruto del odio, las ambiciones desmedidas y esas características del ser humano que lo convierte en la peor de todas las bestias.

El ser humano es capaz de los mayores sacrificios. Pero en el otro lado de la moneda, está la peor cara de ese ser humano que no ha evolucionado con los siglos. Aquel ser capaz de cometer antropofagia y los peores crímenes, sigue vivo entre nosotros. En algunas partes, nos sigue mostrando hoy esa cara tan horrible. Porque, en la trastienda de las luchas ideológicas y religiosas, que tiñen al mundo de odio y desunión, está siempre dormida, a la espera de un detonante, esa bestia asesina que hay en el interior de muchos, quizá demasiados, seres que se dicen humanos.

En esta última parte, como en las anteriores, no están todos los genocidios. Y algunos de los que se incluyen son negados por los que los han perpetrado.

1.1       La pandemia, posiblemente un  genocidio actual, sobre los más pobres.

Hoy, con la pandemia que nos asola, hay un genocidio larvado, oculto, silencioso, y que nunca será tratado como un genocidio. Los que más están sufriendo el peso de la pandemia son los más pobres, en los países ricos y en los del último mundo. Mientras, el mundo se empobrece, unos pocos se están hinchando a ganar dinero. No es una cuestión de ideologías. Es una cuestión de humanidad. Es un genocidio porque estamos dejando que sucedan muchas cosas, muchas muertes, porque esas muertes nos benefician. Hay quienes, por eso de obtener más beneficios, se niegan a ceder las patentes de las vacunas, por ejemplo, para que los países pobres puedan tener derecho a la vida. Pero no. Eso bajaría sus beneficios. Y eso no lo pueden acepta.

Genocidio versus beneficios.

1.2       La manipulación de los hechos.

Cuanto más te informas más se te revuelve el alma. Y entras en una fase de depresión y pesimismo. Y tienes que esforzarte por ver las cosas buenas de los seres humanos y de esta civilización. Entonces, puedes volver a mirar la historia y el futuro con optimismo. Un optimismo larvado, pero al fin de cuentas, optimismo.

Porque, en el transcurso de la historia, las atrocidades siempre han estado presentes. Lo positivo es que, al parecer, con el “desarrollo” de la civilización, hay cada vez un porcentaje más alto de la población mundial al que estas atrocidades no les afectan.

Las guerras son más locales y las atrocidades se saben con mayor rapidez. Pero también, en la otra cara, está la manipulación de la información. O, sólo el proceso de deformación de los hechos cuando pasan de una persona  a otra. Y si esa persona es un periodista, se puede sentir tentado de ponerle “color” a la información. O, por intereses políticos, unos hechos se ignoren y otros se exageren. Y te surgen las dudas. ¿Será cierto lo que estoy leyendo? ¿Será de confiar la fuente?

La duda te asalta. Pero si quieres que unos hechos horribles sean conocidos, debes, creo, publicarlo. E incluir tus dudas. Es lo que estoy haciendo.

1.3        Los genocidios actuales y su negación.

El genocidio armenio, el que incluí en la primera parte, ha sido negado por Turquía, el país que lo cometió. Y en estos días, al unirse Estados Unidos a los que lo consideran un genocidio, el gobierno turco ha sacado las uñas. Por decirlo de alguna forma.

Por otro lado, en este artículo trato el genocidio uigur. El que estaría cometiendo en estos momentos el gobierno chino. Que como es lógico lo niega. Pero, te surgen las dudas respecto al grado de veracidad de todo lo que se cuenta sobre estos hechos. Ningún país es un “santo”. Pero también algunos se pasan de la raya. Y en este caso concreto, hay demasiados intereses en juego. Hay demasiados países y personas a los cuales les interesa que estos hechos sean verdaderos. O sea, parece que hay un genocidio en  estos momentos en China. Pero, por otro lado, ¿por qué no permite el gobierno de China comprobar que lo que se dice no es cierto?

Estos son sólo dos ejemplos de negación de los genocidios. No son los únicos.

Como dice un programa de televisión española, yo aquí cuento los hechos, las conclusiones son de los lectores.

2       Genocidio Guatemala. 1981-1983

2.1       Los genocidios actuales de los pueblos indígenas.

Comienzo esta tercera parte, con uno de los tantos genocidios, que durante la historia se han cometido contra los pueblos indígenas. Esta es sólo una muestra.

Este es un genocidio sobre un pueblo indígena en Latinoamérica. Es el único que he analizado en esta serie sobre los genocidios. Sin embargo, como he dicho anteriormente, no están todos los que se deberían considerar como tales. Y posiblemente, en el caso de los indígenas en América, es donde falten más genocidios. En el siglo XX, pero también en la actualidad.

Los genocidios reconocidos sobre los pueblos indígenas son aquellos que acaecieron en los siglos de la conquista de América por parte de España y de Inglaterra. Pero, después, en los años que siguieron a la independencia, los genocidios continuaron.

También hubo genocidios sobre  los pueblos indígenas, en Asia y África, causados  por los países europeos. Especialmente en el siglo XIX.

2.2       El genocidio del pueblo maya

En el caso del genocidio guatemalteco, si bien se produce entre los años 1981 y 1983, se fue gestando desde 1960, cuando se inició la larga guerra civil que hubo en ese país. Una guerra civil que duró hasta el año 1996. Pero fue durante el gobierno de Efraín Ríos Montt, cuando se perpetró el que se considera un genocidio sobre el pueblo maya, concretamente los pertenecientes a la etnia ixil. Esta etnia fue casi eliminada por completo, quedando en la actualidad aproximadamente 95.000 miembros.

El pueblo ixil es descendiente directo de los mayas.

Algunos consideran que este genocidio comenzó realmente en el gobierno de Romeo Lucas García, en 1978. Fue en esos años cuando se comenzaron las primeras acciones contra el pueblo ixil. Si bien es cierto, que fue entre los años 1981 y 1983, cuando estas acciones recrudecieron. Fue cuando realmente se inició una política de exterminio. Vía la persecución, las torturas, la violación y el hambre. Según algunas fuentes habrían muerto alrededor de 200.000 personas. Algunos dicen que esa cifra es exagerada, y que los casos documentados son mucho menos. Pero eso, las cifras, son sólo una parte de esta tragedia.

Lo más doloroso para los que han sobrevivido, es que hubo un juicio, en el año 2013, en que se condenó a Efraín Montt por los actos de genocidio a 80 años  de cárcel. Pero a los pocos días, otro tribunal, anuló esa sentencia. Y, como en tantos otros casos, la justicia ha sido “injusta” y cruel con este pueblo. La triste realidad, que se repite demasiadas veces, es que la justicia es una justicia de papel para unos y una justicia implacable para otros.

3       Genocidio reciente del pueblo kurdo. 1986-1989

Este es uno de esos genocidios de los cuales poco se habla. Un genocidio olvidado. Es el que perpetró el régimen de Sadam Husein, en Irak durante su gobierno.

Según organizaciones como Human Rights Watch , habrían muerto en esas campañas de eliminación del pueblo kurdo unas 50.000 personas. Que los fiscales iraquíes elevarían a 182.000. Países como Noruega, Suecia y el Reino Unido, reconocen esos actos como un genocidio. El pueblo kurdo, el Kurdistán, se encuentra dividido entre 4 países: Turquía, Irán, Iraq y Siria. Durante la guerra entre Irán e Irak, 1980 – 1988,  como consecuencia de que una parte del  pueblo kurdo estaba apoyando a Irán, se inició una campaña de eliminación de los kurdos que habitaban en la frontera con Irán. Ver el mapa.

3.1       El nombre

Este genocidio es conocido como la Operación al-Anfal.  Este nombre viene del Corán, y significa “botín”, concretamente un botín de guerra. Tiene su origen en el triunfo de los seguidores de Mahoma contra los paganos, allá por el año 624. Husein lo habría adoptado para darle un tinte religioso a esa campaña.

3.2       Los actos genocidas

Los actos genocidas realizados entre 1986 y 1989, se caracterizaron por los bombardeos aéreos y la destrucción sistemática de pueblos y ciudades kurdas, y también por el uso de bombas químicas, deportaciones y fusilamientos en masa. Lo que buscaba el régimen de Husein, era eliminar a los hombres que pudieran estar en contra de su gobierno. Hay que tener en cuenta que había grupos insurgentes kurdos que luchaban contra la dictadura que había en Irak. Pero lo que hizo Husein fue tratar de eliminar a todos los hombres, de entre 16 y 50 años de edad. No importaba que fueran civiles. Era preferible matarlos antes que correr el riesgo de que alguna vez se unieran a los insurgentes.

Se estima que, aparte de la cifra de 182.000 muertos, se destruyeron alrededor de 4.000 pueblos y ciudades, y huyeron del país, un millón de kurdos, de una población de tres millones y medio.

Uno de los actos que más efecto tuvo en la opinión mundial, fue el asesinato con gases químicos, gas mostaza y gas nervioso,  en la ciudad de Halabja, donde murieron unas 4.500 personas.

3.3       La guerra Irak-Irán y el papel de Estados Unidos

Durante la guerra con Irán, la guerrilla kurda apoyó a los iraníes, lo cual desencadenó la acción genocida contra ellos. La guerra,  al principio fue exitosa para Irak, llegando a adentrarse  bastante en territorio iraní. Y conquistar algunas ciudades importantes. Pero después los iraníes reaccionaron. Y la guerra se estancó.  En un alto el fuego entre Irán e Irak, el gobierno de Husein pudo destinar una cantidad mucho mayor de efectivos militares para llevar adelante su Operación al-Anfal. Y  esto permitió el aumento de las acciones genocidas.

En esta guerra, intervinieron muchos países, de distinta forma. Unos enviando voluntarios, otros con asesoramiento y también con la venta de armas.

Se dio la extraña situación, de que los dos combatientes eran en cierta forma contrarios a los intereses occidentales. Irak, porque en sus primeros años se dedicó a nacionalizar el petróleo y las empresas extranjeras. Mientras que Irán, con el derrocamiento del rey y la asunción al poder de los ayatollah, se había vuelto un enemigo de Estados Unidos.

3.3.1       El papel de Estados Unidos

Pero fue una guerra en que se dieron situaciones raras, Israel apoyó en forma clandestina a Irán. Y a Irak, entre otros, lo apoyaron Estados Unidos, la URSS y Francia. Puede parecer raro, pero en el contexto histórico, se entiende mejor. Ni a Estados Unidos ni a la URSS, les interesaba que hubiese un ganador. A ambos les convenía que se desangraran. Y además, era un buen negocio para la industria armamentística.

Como se ha dicho, eran unos años en que Irán era un riesgo para Estados Unidos. No ha cambiado mucho esa situación. Eran también los años en los cuales el régimen de Husein, se había convertido en un aliado de Estados Unidos. Y con  esa moral tan especial que alimenta las acciones diplomáticas, el gobierno y la prensa de Estados Unidos no criticaron esas acciones genocidas. Miraron para otro lado.

Según algunos documentos desclasificados de Estados Unidos, este país vendió armamentos y material para la fabricación de armas químicas. Mientras en público se condenaban las masacres contra el pueblo kurdo, se les estaba proporcionando armas y material para esas bombas químicas.

4       La masacre de Srebrenica (1995)

genocidios actuales
Srebrenica. Fuente: The Conversation

El genocidio de Srebrenica es una prueba reciente de que casi ningún pueblo está libre de que no caiga en una espiral de odio que culmine con actos genocidas como el que pasó en la ex Yugoslavia en el año 1995. Basta con que se cree un gran clima de odio y que surja un líder que conduzca a aquellos que están cargados de odio a cometer atrocidades que no tienen calificativos.

Estamos hablando de una guerra que se produjo a finales del siglo pasado. En una Europa que se creía que ya había curado sus heridas de los actos genocidas de la segunda guerra mundial. Yugoslavia era una excepción dentro del panorama mundial. Concretamente dentro de los países socialistas. Los europeos y la gente de todo el mundo viajaba a Yugoslavia, a disfrutar de sus playas, su gente y sus monumentos.

Pero a la muerte de Tito, se desencadenó la tormenta. Una tormenta de nacionalismos, que terminaron en la Guerra de los Balcanes. Una guerra plagada de atrocidades. Una guerra en la cual la masacre de Srebrenica fue, en cierta forma, el punto álgido de la manifestación de las atrocidades a las cuales puede llegar el ser humano.

En esa guerra, y en esa masacre, hay dos elementos claves: uno político, el nacionalismo, y otro religioso. En ambos casos, unas comunidades que habían convivido durante años en paz y tranquilidad, se fueron envolviendo poco a poco en una espiral de violencia.

Por eso, aunque no es tema de  este artículo, es importante la existencia de estructuras políticas y administrativas, de carácter superior, que impidan que estas situaciones se puedan dar. Es el caso de los nacionalismos en Europa. La existencia de  la Unión Europea es el freno para que esos nacionalismos no acaben con la paz que hay en Europa en estos momentos.

Léase el artículo: xxx

4.1       Origen del conflicto

Con la muerte del mariscal Tito, presidente de la ex Yugoslavia, se inició un proceso de desmembración de ese país. Su muerte se produce el año 1980. La ex Yugoslavia era un país con diferentes nacionalidades:  croatas, serbios, eslovenos, etc. Las declaraciones de independencia de Eslovenia y de Croacia, llevaron a que se creara la República de Bosnia y Herzegovina. La cual hizo una declaración de soberanía en Octubre de 1991.

El problema era que en ese nuevo país había tres etnias: croatas, serbios y bosnios. Hasta ese momento habían vivido en paz, pero empezaron a surgir líderes con   ideologías de tipo étnico y religioso. Fue un despertar de los nacionalismos más exacerbados. Y comenzó lo que se conoce como la guerra de Bosnia. El origen del conflicto fue que los líderes serbiobosnios, como Karadzic, y serbios, como  Milosevic, querían que todos los serbios que en ese momento vivían diseminados por toda la ex Yugoslavia, vivieran en una nueva nación, la nación serbia.

Por otro lado, en esa nueva república había tres religiones que vinieron a agravar el problema: bosnio servios , que son ortodoxos, bosnios de religión musulmana y bosnios católicos.

 La guerra de Bosnia duró desde 1992 hasta finales de 1995. Durante esta guerra las atrocidades fueron una constante. Pero el punto culminante fue la masacre de Srebrenica.

4.2       Qué pasó en Srebrenica.

En Julio de 1995, la zona de Srebrenica había sido declarada zona segura por la ONU. La población que habitaba en esa zona eran los bosnios musulmanes. Era una zona que en el papel estaba protegida por la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas. Concretamente por los cascos azules holandeses al mando del coronel Karremans.

En esos momentos la ciudad estaba sobrepoblada, por la llegada de personas que huían de las zonas cercanas. Llegaban allí porque era una zona segura. Habría aproximadamente unos 40.000 civiles musulmanes.

Pero los cascos azules no defendieron ni hicieron nada para evitar la masacre. Así que el 5 de Julio entraron las fuerzas serbias y comenzó el horror. Separaron a los hombres y también a los niños, a los cuales asesinaron. A las mujeres las violaron. Se calcula que fueron ejecutados unos 8.000 hombres y niños. Su pecado: ser musulmán. No importó para nada que esas personas fueran civiles. Fue una operación de limpieza étnica.

Algunos civiles huyeron de la matanza a los montes cercanos.  Y allí fueron muriendo de hambre y de sed. Se desconoce cuántos son los que perdieron la vida en esa huída desesperada.

4.3       Lo que pasó después

La vergonzosa actuación de los cascos azules en esta historia, llevó al gobierno holandés a dimitir. Pero las Naciones Unidas se lavaron las manos, por decirlo de forma suave. No sólo ellos, sino los gobiernos occidentales y la OTAN. Lo único positivo es que esta barbarie hizo reaccionar a la OTAN, quien se puso las pilas. Y la guerra de Bosnia terminó al final de ese mismo año. Y otra cosa, se inició un juicio contra los autores materiales e intelectuales de esta masacre y los muchos crímenes de guerra que se produjeron durante esos años.

Pero la otra cara vergonzosa de estos hechos es que esta guerra terminó con la República de Bosnia y Herzegovina. Y se creó un nuevo estado federal en el año 1997, Bosnia y Herzegovina, en la cual hay dos entidades: la Federación de Bosnia y Herzegovina y la República de Srpska. Lo vergonzoso es que la Republica de Srpska es lo que querían los serbios. O sea, que la guerra terminó, pero, como suele ser común en los conflictos bélicos, lo que se gana en la guerra se queda para aquel que lo ha conquistado. Las personas que se ven desplazadas, esas no importan. En la mesa de las conversaciones, ni siquiera existen.  Es una consolidación de las tierras ocupadas por la fuerza.

5       Genocidio Ruanda (1994)

Genocidios recientes
Ruanda. Fuente: The Conversation

El genocidio de Ruanda fue un conjunto de matanzas que hizo un grupo extremista  de la etnia hutu, en el año 1994. El objeto de estos crímenes fue el pueblo tutsi, en un claro intento de exterminarlos. Este genocidio tiene una serie de características a resaltar. Por un lado, el corto espacio de tiempo, tres meses, en que son asesinadas entre 800.000 y 1.000.000 de personas. Por otro lado, se produce en un momento en que parecía que había una tregua en la guerra civil  que asoló ese  país desde octubre de 1990 y que habían desembocado en unos Acuerdos de paz en agosto de 1993. Pero la paz era sólo aparente, hasta que una chispa la hizo saltar por los aires.

También, se puede considerar como la causa originaria de la guerra civil y el posterior genocidio a las políticas establecidas por el gobierno colonial belga en el siglo XIX, como se explica en el apartado siguiente.

5.1       Orígen de los conflictos étnicos

Ruanda es un pequeño país africano, donde hay dos etnias mayoritarias: los hutus con 85% de la población, y los tutsi, con un 15 %. Fueron una colonia de Alemania y posteriormente de Bélgica, desde 1924 a 1962, año en que se  independiza.

Durante ese período colonial, se introdujo el cristianismo, siendo en la actualidad un pueblo mayoritariamente católico. Pero la gran herencia que dejó el colonialismo que impusieron los belgas, fue la organización de la sociedad en castas. Una casta dominante, formada por la etnia tutsi, que eran ganaderos a los cuales se les dieron una serie de prerrogativas. Esta se convirtió en una clase privilegiada. Por otro lado, a los hutus, que eran la mayoría, y se dedicaban al cultivo de la tierra,  se les incluyó en una casta subordinada y carente de los privilegios que tenían los tutsi.

Este hecho es, probablemente, el origen de los conflicto entre las dos etnias. Sin embargo, este no fue el único error cometido por los colonizadores. Con el tiempo, los tutsi empezaron a querer tener más privilegios. Y esto no gustó a los belgas. Y decidieron aplicar esa antigua norma de divide y vencerás. Así que empezaron a darle algunos derechos a los hutus. Concretamente permitieron que las dos etnias pudieran crear partidos políticos. Y el resultado fue que los hutus y los tutsi crearon sus propios partidos, con un origen principalmente étnico. Y la semilla del odio y los futuros conflictos se puso en marcha.

En el año 1962, la colonia se independiza y da origen a dos países: Ruanda y Burundi. Con la independencia, se termina con el régimen de monarquía existente hasta ese momento. Se crea una república. Y los hutus pasan a gobernar.

5.2       La guerra civil

Los odios entre las dos etnias, generadas por el sistema de castas, fue el origen  de constantes conflictos, que desembocaron en una guerra civil, en el año 1990. El presidente de Ruanda era un hutu, a cuyo gobierno se enfrentó un grupo rebelde tutsi, el Frente Patriótico Ruandés. La guerra civil continuó hasta el 4 de agosto de 1993. En esa fecha se firma el Acuerdo de Arusha, gracias al cual se establece una tregua. Pero el conflicto y los odios entre las dos etnias seguía latente.

5.3       La chispa

El 6 de abril de 1994 se produce un atentado contra el presidente de Ruanda y el presidente de Burundi, donde ambos mueren. Y esos dos presidentes eran de la etnia hutu. Nunca se ha podido saber con certeza quiénes fueron los autores de ese atentado. Hay dos teorías totalmente contrapuestas. Por un lado, que el asesinato habría sido cometido por el grupo rebelde tutsi, el Frente Patriótico Ruandés. Se debe tener en cuenta que en ese momento había una paz aparente. Esta es la teoría más extendida, y que “justificaría” de alguna manera la matanza que se produjo a continuación.

La otra teorías, minoritaria, es que el atentado lo pudieron cometer un grupo extremista de la etnia hutu, el “Poder Hutu”, el cual era contrario a cualquier negociación con los rebeldes tutsi, del Frente Patriótico Ruandés.

En todo caso, cabe preguntarse, a quien beneficiaba más ese atentado. Los tutsi estaban en negociaciones, mientras que el Poder Hutu, era contrario a esas negociaciones.

5.4       El genocidio

Lo cierto es que el atentado dio pie a los más extremistas de la etnia hutu para iniciar unas represalias feroces. Este sector extremista se hizo con el gobierno y asesinó a la primera ministra. Y comenzó el genocidio. Un genocidio que duró hasta el 15 de Julio, cuando el Frente Patriótico Ruandés conquista la capital de Ruanda. Un genocidio que comienza  el 7 de abril, el día siguiente al atentado, y termina el 15 de Julio de 1994.

En este genocidio fueron exterminados el 70% de la población de etnia tutsi. Entre 800.000 y 1.000.000, como ya se ha dicho. También fueron violadas, sistemáticamente, entre doscientas cincuenta mil y quinientas mil mujeres.

Hay que tener en cuenta que no participaron en el genocidio todos los hutus. Sólo lo hicieron una parte de ellos, los más radicales y cargados de odio. Y que también asesinaron a  hutus moderados que no quisieron participar en las matanzas. Y que la iglesia católica tuvo un papel colaboracionista en este genocidio. Como se ha indicado anteriormente, los católicos eran mayoría, con alrededor de un 60 % de la población. Y cuando se inician las matanzas, muchos tutsis se refugiaron en iglesias, donde fueron presa fácil para quienes querían exterminarlos. Y muchos sacerdotes no hicieron nada por impedirlo.

También hay testimonios de algunos asesinatos masivos cometidos por miembros del Frente Patriótico Revolucionario. Es lo que ocurre en estos casos: el odio engendra odio. Y el ser humano es una bestia muy difícil de controlar cuando ese odio le domina.

Toda esta ola de crímenes termina cuando los tutsi del Frente Patriótico Revolucionario logran vencer a los hutus, y conquistan la capital de Ruanda

5.5       Y qué pasó con los países occidentales

Como tantas veces, por ejemplo, la masacre de Srebrenika, Occidente miró para otro lado. La ONU hizo poco o nada. El 21 de Abril, en pleno genocidio, aprobaron reducir las personas que estaban en misión de paz. Las redujeron de 2.500 a 250. Y retiraron las tropas de la ONU que había en la región.

 El 23 de Junio, la ONU puso en marcha la llamada “Operación Turquesa”, con el objeto de restablecer el orden en Ruanda, creando también una zona de protección, para evitar más masacres. Ese papel se le encargó a Francia. Sin embargo, ese país ha sido criticado, siendo acusado no sólo de no proteger a los tutsi, sino de apoyar a los hutus en los asesinatos masivos. Recientemente hemos visto que Occidente sigue igual. Me refiero al golpe de estado en Birmania. Con el tiempo se conocerá el verdadero alcance de los crímenes que se han cometido en Birmania.

5.6       Las consecuencias

Pero estas masacres han tenido enormes consecuencias. Por un lado, tanto el genocidio como la guerra civil, han provocado el desplazamiento de millones de ruandeses hacia los países vecinos. Se calcula que solo al Zaire, actual República Democrática del Congo llegaron dos millones de refugiados. Cerca de 500.000 huyeron a Tanzania, otros 200.000 a Burundi. Y más de un millón de personas que no llegaron a salir de Ruanda, pero que tuvieron que abandonar sus hogares.

Pero el peor parado en estos efectos negativos, fue la República Democrática del Congo. Los hutus crearon un gobierno en el exilio, desde donde trataron de derrocar al nuevo gobierno de los tutsi en Ruanda. Esto provocó la desestabilización de la República Democrática del Congo, las dos posteriores guerras civiles y el genocidio congoleño que veremos en el siguiente capítulo.

6       Genocidio congoleño

El genocidio congoleño fue una consecuencia del genocidio que hubo en Ruanda. El genocidio de Ruanda se produjo en los meses de abril a julio del año 1994. Y el genocidio congoleño se produjo durante la Primera Guerra del Congo, en los años 1996 y 1997.

El Congo es un país que ha sufrido todo tipo de desgracias causadas por el ser humano. Ha sido objeto de dos  genocidios, dictaduras y  saqueos de sus riquezas naturales. Porque ha tenido la desgracia de ser uno de los países más ricos en riquezas naturales de todo orden. Mineras como uranio, cobre, cobalto, diamantes, oro, plata, etc. Y otras riquezas como el carbón y la madera. Y es también poseedor de grandes yacimientos de tantalita, mineral del cual se extrae el coltán. El cual es hoy por hoy un producto estratégico por su uso en la producción de artículos tecnológicos, como los móviles.

Pero su riqueza sólo le ha servido para atraer  a muchos países con la intención de apoderarse de ellas. En el siglo XIX y principios del siglo XX, fue la colonización belga la que cometió con su pueblo toda clase de tropelías, para hacerse con sus riquezas. Así fue como entre los años 1885 y 1908 se produjo el primer genocidio, donde murieron entre 10 y 15 millones de personas. Se analiza en la primera parte de esta serie.

Pero no ha sido el único genocidio que han sufrido.

6.1       Los refugiados de las guerras en Ruanda.

Entre los años 1990 y 1993 hubo una guerra civil en la vecina Ruanda. Guerra civil que concluye con un gran genocidio de tutsis. Pero ese genocidio concluye con el triunfo de los tutsi sobre los hutus. Y eso genera una gran cantidad de hutus que huyen al Congo. Entre esos hutus están los perpetradores del genocidio, pero también muchos civiles hutus temerosos de una venganza por parte de los tutsi.

Se crean una serie de campos de refugiados. Pero también estaban los autores del genocidio en Ruanda, que no se quedaron de brazos cruzados. Se unieron a otros hutus que vivían en el Congo e iniciaron acciones para desestabilizar el gobierno tutsi que se había instaurado en Ruanda. Esto fue creando roces y conflictos en la frontera entre Ruanda y el Congo. Hasta que se desata la Primera Guerra del Congo, con la invasión del ejército de Ruanda. Era un ejército de los tutsi vencedores y con ganas de venganza. Y comenzaron a bombardear los campos de refugiados. Y no mataron sólo a los que habían actuado en las masacres, sino también a civiles hutus, de Ruanda, y también del Congo.

Fue un genocidio, porque estaban en una buena medida movidos por la sed de venganza y de hacerles a los hutus, lo que ellos le habían hecho a los tutsi. Murieron asesinados aproximadamente unos 200.000 hutus.

6.1.1       La segunda guerra del Congo 1998-2003

En la Primera Guerra del Congo que duró entre 1996 y 1997, prácticamente no murieron congoleños. Salvo algunos hutus. Pero al terminar esa guerra, se  iniciaron una serie de conflictos. En las tierras del Congo estaban los tutsi del nuevo gobierno en Ruanda, y también los antiguos perpetradores de las masacres en Ruanda. Y todos armados.

El problema fue que a esos dos enemigos se les fueron uniendo otros pueblos congoleños. Y comenzó la Segunda Guerra del Congo. Y se calcula que murieron en ella unas cuatro millones de personas. Una guerra que oficialmente duró desde 1998 hasta 2003. Pero que en realidad no ha terminado. Ahora es una guerra de baja intensidad, en que a una serie de actores externos no les interesa que se acabe.

Esos actores son una serie de multinacionales que aliadas con un gobierno corrupto en el Congo, sacan sus riquezas, especialmente vía Ruanda. Según algunas fuentes hay en el Congo 114 multinacionales. Entre las cuales hay norteamericanas, alemanas, belgas, francesa y británicas. Sin contar la presencia de China, que también está presente con sus empresas.

Esto no es genocidio, según su definición por los organismos internacionales, pero sí tienen una responsabilidad en todo lo que ha pasado y sigue pasando allí.

Pero lo cierto es que desde 1996 a 2003, han muerto alrededor de 4 millones de personas. Lo que hace de este conflicto el más mortífero desde la segunda guerra mundial.

7        Genocidio de Darfur

El genocidio de Darfur fue una matanza sistemática ocurrida en Sudán, entre 2003 y 2009. Fue un genocidio sobre la etnia darfuri, y concretamente, contra las tribus Fur, Masalit y Zaghawa.

Se le considera el primer genocidio del siglo XXI. Darfur es una región en la parte occidental de Sudán. Fue una guerra civil entre el gobierno central y los grupos rebeldes de Darfur.

El origen de estos conflictos raciales está en dos hechos. Por una parte, las condiciones en las que los habitantes de esta región  consideraban que estaban siendo tratados por el gobierno. Consideraban que eran objeto de una marginación tanto económica como política. Esto llevó a la formación de grupos rebeldes, los cuales secuestraron a un general de la fuerza aérea de Sudán. Esto provocó una reacción violenta por parte del gobierno central. Fue la chispa que encendió el fuego. O quizá la excusa para iniciar las matanzas. Las fuerzas del gobierno sudanés  no actuaron solas en esa masacre. Se apoyaron en milicias civiles a las cuales armaron. Y que fueron las más sangrientas.

La otra causa venía de lejos. Como en tantos otros casos, al producirse la independencia, comienzan los conflictos. Porque los gobiernos colonizadores parece ser que nunca se preocuparon de formar y preparar a esas colonias para el paso a la independencia. Así fue como la independizarse del Reino Unido, en el año 1956, surgieron las diferencias entre las diferentes etnias y religiones. En Sudán hay cristianos, negros animistas y árabes. Al independizarse,  los árabes se quedan con el gobierno. Además, los odios raciales y religiosos estaban latentes. En especial un cierto racismo árabe, con respecto a los otros grupos étnicos y religiosos.

7.1.1       El genocidio

 Como en muchos genocidios, la cantidad de muertos es muy variada. Las estimaciones van desde 100.000 muertos a 400.000. En este genocidio, como en otros, hay un intento de limpieza étnica, dentro de un marco de odio difícil de imaginar. No sólo mataron, sino que violaron a las mujeres y a las niñas. Según algunos estudiosos de estas masacres, los niños son los más perjudicados. Cerca de 2.000.000 de niños habrían sufrido violaciones, habrían sido heridos y traumatizados con los hechos que tuvieron que presenciar. Además de haber perdido a sus padres y a sus familias.

Otro hecho terrible que provocan estos hechos son la enorme cantidad de personas que tienen que abandonar sus hogares. Y que se convierten en refugiados. En este caso alrededor de un millón de personas, en una región que tenía unos 6 millones de habitantes. Sumando todas las etnias.

El problema de los refugiados es que tienen que huir a los países limítrofes. Y esos países  no tienen los medios para albergarlos. En este caso huyeron mayoritariamente al Chad, donde se crearon más de 10 campos de refugiados, donde aún malviven más de 300.000 personas.

La mayor parte de las violaciones y los asesinatos masivos fueron ejecutados por un grupo paramilitar, que fue armado por el gobierno de sudán: los Janjaweed.

7.2       La actuación de la comunidad internacional

Según Rebecca Joyce Frey, autora de varios libros sobre genocidios y justicia internacional, la actuación de la comunidad internacional ha sido semejante a la que tuvo en el genocidio de Ruanda. Yo, personalmente, creo que esa afirmación se puede hacer extensiva a casi todos los genocidios y crímenes de guerra. Es cierto, que con el paso de los años, y principalmente, como reacción  a la masacre de Srevrenika, se terminó creando el Tribunal Penal Internacional. Pero, el poder de las principales naciones del mundo y de las multinacionales, ejercen un poder, llamemos disuasorios, para que se actúe con más contundencia. Esta inacción, en pleno siglo XXI, es la que permite que se sigan cometiendo acciones genocidas. Como la que es posible que en estos momentos se esté produciendo en Birmania.

8       Genocidio yazidi (2014)

El genocidio yazidí, es una parte de las atrocidades cometidas por el movimiento islamista Daesh y el Estado Islámico (Isis) que crearon en una parte de Irak y Siria. Fueron los actos genocidas que ese movimiento, considerado una organización  terrorista, cometieron sobre una población milenaria que habita en el norte de Irak.

8.1       Un poco de historia

El pueblo yazidí, es un pueblo muy castigado por la intolerancia humana. Según ellos, han sido víctimas de más de 70 genocidios a lo largo de su historia.

Cuando en el año 2014, el Daesh invaden sus tierras, comienza una acción de eliminación de todos los hombres, de violación de sus mujeres, y el rapto de los niños, para reconvertirlos a su religión. Este genocidio se produjo en el mes de Agosto de 2014. La cifra de los muertos se desconoce, pero las estimaciones más consensuadas hablan de unos 5.000 hombres que habrían sido asesinados en esos días.

Lo que no aceptaba el Daesh, es la religión que profesa este pueblo milenario. Su religión no es la musulmana, sino una antigua religión que está basada en el zoroastrismo. Es una religión muy antigua de los antiguos persas que se basa en la existencia de dos principios divinos, uno bueno y otro malo, que están en constante lucha.

La llegada de los combatientes de ISIS, obligó a huir a miles de personas, para evitar la muerte, la violación y el secuestro. Se calcula que unas 400.000 personas huyeron, y que en esa huída, miles de ellos, no se sabe cuántos, perdieron la vida en esa huída, por hambre, sed, o simplemente por caer en manos de la gente del Daesh.

8.2       Situación actual

Se calcula que actualmente alrededor de 350.000 refugiados yazidíes viven en el Kurdistán iraquí. Y sus traumas les impiden poder rehacer sus vidas.

En estos episodios trágicos de nuestra   historia reciente, cabe destacar algunos gestos de  algunos países por ayudar a este grupo humano. Entre ellos, está la acogida en el año 2018 de más de 1.000 personas, gravemente traumatizadas, por el estado alemán de de Baden –Wurttemberg.

Pero la desgracia de las mujeres yazidíes no es sólo de haber perdido a sus familias, a sus hijos, haber sido violadas y convertidas en esclavas sexuales. No, eso es sólo una parte de su desgracia. La otra parte, es algo que les impide rehacer sus vidas. Porque los yazidíes tienen una tradición cultural y religiosa muy fuerte, que establece que solo pueden reconocer  a aquellos niños, en que los dos padres son miembros de la comunidad yazidíe. Lo que hace que las mujeres violadas que han tenido hijos, tienen que optar por quedarse con sus hijos y rehacer su vida fuera de la comunidad. O olvidarse de ellos. Una decisión muy dolorosa.

9       Genocidio rohinyá

Los rohinyá son un pueblo de religión musulmana que habitan en el estado de Rakáin, en Birmania. El genocidio rohinyá es la actuación que tuvo el Estado de Birmania, de mayoría budista contra este pueblo. El genocidio en sí fue una operación de limpieza étnica, en la que participaron no sólo el ejército y la policía birmana, sino también los civiles de religión budista que vivían en el mismo estado.

Fue una serie de actos en los que asesinaron, violaron a sus mujeres y quemaron sus aldeas. Se calcula que aproximadamente, unas 25.000 personas fueron asesinadas y que otras 725.000 huyeron de esas masacres, convirtiéndose en refugiados. Tuvieron que huir a Bangla Desh, donde hasta el día de hoy viven cerca de 300.000 rohinyá en condiciones infrahumanas en campos de refugiados.

La tragedia del pueblo rohinyá comenzó en los años 70, durante las dictaduras militares que gobernaron durante años en Birmania. En el año 1982, se promulga la ley de de ciudadanía birmana, aún vigente. Y esa ley les niega a los rohinyá la ciudadanía birmana. Y en la actualidad tampoco tienen derecho a voto ni a poder optar a formar parte de su Congreso o Cámara de Diputados.

9.1       Breve cronología

El genocidio en sí comienza el 25 de agosto de 2017. Pero se estaba larvando desde mucho antes. Como se ha dicho en párrafos anteriores, se les había quitado la ciudadanía birmana y eran objeto de un  trato discriminatorio. Esto, como sucede tantas veces en la historia, hace que grupos reducidos, cansados de esta situación, se rebelen. Y cometan algún tipo de acción violenta.

En este caso, fue en 2012 cuando se podría decir que comienza a encenderse la mecha del genocidio. En ese año se producen una serie de disturbios en el estado de Rakáin. El origen de esos disturbios fue la violación de una mujer budista por tres hombres de la etnia rohinya. La respuesta fue la quema de un autobús con musulmanes en su interior. Allí murieron 10 personas. Fue la llama para una serie de disturbios que siguieron a la quema del autobús. Y hubo muchos muertos. De ambos lados. Pero fueron los musulmanes, que son una minoría, los que tuvieron que huir a Bangla Desh.  Aproximadamente 150.000.

 En 2014, se les quita el derecho al voto. Hasta ese momento, si bien no tenían la nacionalidad birmana, habían podido  votar. Ese año se les borra del censo y pasan a no existir para el sistema electoral birmano.

9.1.1       El genocidio

En octubre de 2016, los rohinyá atacan varios puestos de la Guardia Fronteriza. Es la primera acción armada que hace una organización rohinyá llamada ARSA.  Se producen varios muertos por ambas partes. Pero meses más tarde, esa misma organización vuelve a actuar. Lo hace el 25 de agosto de 2017. Y eso ya fue demasiado para el gobierno birmano y la población budista que vivía en el mismo estado que los rohinyá. Y se desencadenó un proceso de represión feroz, que incluyó, como se ha dicho al principio, la quema de aldeas, el asesinato y la violación. Fue como si quisiesen eliminar de la faz de la tierra al pueblo rohinyá. Se calcula que cerca de 300 aldeas fueron simplemente eliminadas.

9.2        Situación actual

Los que pudieron huir, lo hicieron a Bangla Desh. Allí viven en campos de refugiados. Y tampoco tienen derecho a tener una nacionalidad. Es un pueblo ignorado, que es como si no existiese. En Birmania son “innombrables” y además, “incontables”. Simplemente no existen.

En enero de este año, 2021, se produjo un incendio en el campo de refugiados de Bhasan Char. No hubo muertos, pero miles de rohinyá perdieron absolutamente todo.

Pero, ¿quién se acuerda hoy de este pueblo?. Hoy, cuando ha habido un nuevo golpe de estado en Birmania, el cual, esta vez, afecta  a la población budista. Y a otras etnias minoritarias.

10       Genocidio uigur

Concluyo esta serie de artículos con un genocidio que afecta a un grupo humano que vive en China. Y como China es hoy, en algunos aspectos, la primera potencia económica mundial, acusarlos de que en su interior, hoy, se está cometiendo un genocidio, es objeto de enormes discrepancias. Un genocidio que naturalmente China niega. Como lo hace una buena parte de los países que los cometen.

10.1       Quienes son el pueblo uigur

Son un grupo étnico que habita en el noroeste de China. Concretamente en la  Región Autónoma uigur de Xinjiang o Sinkiang. Son de religión musulmana. Es uno de los 55 grupos étnicos reconocidos por el gobierno Chino.

Son un pueblo que habita en esa región desde hace muchos años. Se les considera originarios de esa región. Fueron fuertemente reprimidos durante los años de la Revolución Cultural.

En esta región los uigur eran la población mayoritaria. Pero el gobierno chino ha ido poblando la región con la etnia han, la etnia mayoritaria en China. Se calcula que el 92 % de la población de China son han. Con esta llegada de chinos han, estos ahora  superan más del 40 % de la población en Sinkiang. Y además tienen los cargos de mayor importancia. Es decir, están desplazando a los uigur de los centros de poder.

Y esto genera malestar. Y movimientos independentistas.

10.1.1       Un breve período de paz y tranquilidad

En los años 80, el gobierno chino apoyó el desarrollo de las lenguas y las culturas minoritarias. Incluso, en 1984, se establecieron leyes que otorgaban a todas las personas el derecho a utilizar su propia lengua en los procesos legales. Y también se dictaron leyes para apoyar las culturas minoritarias. Y lo que es importante, en el contexto de este artículo, a la preservación histórica de todos los elementos que forman parte de su cultura.

Pero esto fue cambiando con los nuevos dirigentes que entraron a dominar en el Partido Comunista Chino.

10.2       Los hechos

El caso es que con la creciente llegada de trabajadores de etnia han, comenzaron a haber roces entre los uigures y los han. Hasta que un día, en el 2009, hubo una serie de disturbios, en una fábrica,  entre trabajadores de las dos etnias. Y hubo alrededor de 100 muertos. Estos hechos generaron una cadena de atentados de grupos terroristas uigures contra trabajadores chinos. Estas acciones se realizaron entre los años 2009 y 2016.

La consecuencia de estos actos terroristas, llevaron a reemplazar a los responsables de las políticas respecto a las minorías religiosas. Y en 2014 se inició una fuerte campaña contra los grupos terroristas uigur. Y en 2017, se establecieron una serie de prohibiciones, entre las cuales estaban el uso de barbas largas y el velo en lugares públicos. También negarse a aplicar las políticas de planificación familiar y negarse a llevar a los hijos a las escuelas públicas.

La aplicación de estas normas y la nueva actitud del gobierno chino respecto a los uigures, llevó a la detención de personas en campos de reeducación. Entre un millón y un millón ochocientas mil personas han pasado o están en esos centros.

Según organizaciones de derechos humanos y expertos en temas de genocidio, también se habrían producido desapariciones de personas, realización de trabajos forzados y otros actos destinados a la desaparición del pueblo uigur. Y también de su cultura. Lo que sería, también, un genocidio cultural. Así, se estaría produciendo una destrucción sistemática de sus sitios culturales y religiosos. Y una acción coercitiva para evitar el nacimiento de uigures “puros”. Es decir, de madre y padre de etnia uigur.

10.2.1       La natalidad

En el tema de la natalidad, y basándose en los propios datos de las autoridades chinas, la natalidad en las regiones de Jotán y Kasgar, donde los uigures son la población mayoritaria, entre 2015 y 2018, la tasa de natalidad ha descendido más de un 60 %.

Y en toda la región autónoma de Sinkiang, en el año 2019, la tasa de natalidad ha caído un 24%. Mientras que en toda China la caída ha sido solo de un 4,2%.

Las organizaciones que acusan a China de estos hechos, dicen que han usado y usan prácticas de esterilización forzada. Y también obligan al aborto.

Incluso ha habido medios que han dicho que existen informes sobre violaciones masivas en los campos de internamiento.

La verdad respecto al alcance de estas acusaciones se topa con las autoridades chinas que lo niegan y no permiten que medios extranjeros hagan comprobaciones en el terreno. El Comité contra la Discriminación Racial de la ONU ha solicitado una mayor transparencia por parte del gobierno chino.

Por otra parte, durante la administración Trump, en Estados Unidos, estos hechos fueron utilizados como un arma política contra China. Lo cual no contribuía a que hubiese una mayor transparencia, sino  todo lo contrario.

***********************

Otros artículos sobre genocidios publicados en este blog

Los genocidios del siglo xx. Y también los de este siglo.

Los genocidios del siglo xx. II Parte

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

(Visited 253 times, 203 visits today)
 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Pedro López López dice:

    Un gran trabajo. Estoy preparando una charla sobre genocidios para una tertulia y me vendrá muy bien. Citaré su trabajo, por supuesto, aunque me extenderé en otras cuestiones, como el debate Lemkin-Lauterpacht, la resistencia de Estados Unidos a utilizar la figura del genocidio en los procesos de Nuremberg, la resistencia de la Unión Soviética a utilizar la motivación política en la figura del genocidio, los tribunales penales internacionales y la CPI y los conceptos (muy por encima) de justicia universal y de justicia transicional. Si no ha leído el libro de Philippe Sands “Calle Este-Oeste”, se lo recomiendo vivamente. Un saludo. Pedro López López

     
    • Eduardo Escárate Ferrada dice:

      Muchas gracias. Pedro, por tu comentario. Además, me hace muy feliz saber que este trabajo puede ser útil. El tema de los genocidios es muy complejo y demasiado extenso. He escrito 3 artículos sobre ese tema. Sólo con los genocidios en el siglo XX y el actual. Pero como los intereses de las grandes potencias debilitan las acciones para castigar estos actos. Y, además, debilitan también las acciones de las organizaciones internacionales. También tengo un artículo sobre justicia, en el cual, muy por encima, trato el tema de la justicia global. Te estoy muy agradecido por tu comentario. Y referente al libro que me has comentado, no lo he leído. Ahora lo haré.

       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *