Viaje a Tailandia. Las maravillas del exotismo asiático

tailandia lugares de interes

Cumplir un sueño, eso es un viaje a Tailandia. Una tierra que nos dejará con la boca abierta.

TAILANDIA EXOTISMO ASIÁTICO

La puerta de entrada al sudeste asiático, combina templos maravillosos, playas e islas de ensueño y espectaculares paisajes, acompañados por su bulliciosa  y dinámica capital Bangkok, envolviendo al visitante en un sinfín de posibilidades turísticas espectaculares.

TAILANDIA LUGARES DE INTERES

BANGKOK

La capital tailandesa, destaca por su ajetreada actividad, en una ciudad donde no se para  durante las 24 horas. Separada por el rio Chao Phraya, la ciudad ofrece una mezcla de ciudad pobre con edificios básicos y humildes junto con zonas muy modernas de rascacielos a la última. Este contraste tan marcado se complementa con una gran cantidad de templos, donde destaca la zona del Gran Palacio Real situado a orillas del río. El palacio, es una auténtica maravilla por su diseño, sus lujosos materiales y su tamaño interior. Este recinto amurallado, empezado a construir en 1792, está resguardado por una muralla de 1900 mts de longitud.

tailandia lugares de interes - 1

Vista exterior de Gran Palacio

Dentro de sus murallas, podemos visitar varios templos y salas, siendo el Wat Phra Kaew la más visitada, ya que contiene el famoso Buda Esmeralda. También el ChaKri Mahaprasad ilumina el recinto por su belleza de estilo italiano renacentista, mostrando su historia ya que fue la residencia real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. La construcción del recinto se llevó a cabo, por orden del Rey Rama I, simulando una isla que está junto al río, mediante un canal artificial, que también servía como defensa.

tailandia lugares de interes - 2

Hasta el último rincón del Gran palacio, muestra sus trabajadas estatuas y construcciones

Cerca del Recinto Real, cabe destacar el maravilloso Wat Pho donde se encuentra el Buda reclinado con sus 46 mts de largo y 15 mts de altura y el templo Wat Arun (templo del amanecer) con su torre de piedra de 82 mts que es la más alta de Bangkok.

Aparte de sus incontables templos y palacios, Bangkok se muestra como una ciudad trepidante, donde la noche y el día, se van juntando sin que haya descanso, convirtiéndola en una especie de divertido caos.

La ciudad también ofrece un sinfín de atracciones turísticas donde el mercadillo nocturno del los fines de semana, permite comprar todo tipo de marcas de imitación a unos precios casi ridículos.

Otra manera de ver Bangkok, es sin duda descubriendo los canales Klongs que entran dentro de las calles más cercanas al río y que permiten ver un Bangkok fuera del caos provocado por el denso tráfico dándonos una idea del Bangkok más tradicional.

También el Muay Thai, boxeo Tailandés es un símbolo identitario del país, que empezó como un adiestramiento para que los soldados supieran defenderse en caso de necesidad, y que ha ido evolucionando hasta convertirse en el deporte nacional. Hoy en día se usan guantes, pero está permitido el uso de todas las extremidades, y se incluyen golpes con los codos y rodillas.

Por descontado, un masaje tailandés, no puede faltar en una visita al país. En cualquier lugar de Tailandia, se pueden encontrar centros de masaje, incluso en los hoteles. La experiencia tiene varias opciones, aunque si nunca se ha probado, lo mejor es empezar directamente por el masaje tradicional. Si bien es verdad que sus efectos positivos están comprobados, también está comprobado que en algunos momentos y puntos de nuestra anatomía, el dolor está asegurado…..

Pero Tailandia, ofrece muchísimo más que su bulliciosa capital. Sus incontables maravillas paisajísticas decoradas con antiguas ruinas y templos de todo tipo, se complementan con sus maravillosas playas, ofreciéndonos varias rutas, aunque en especial, la que nos lleva a conocer Ayutthaya, Sukhothai, ChangMai y Chiang Rai, se muestra como la ruta imprescindible para poder conocer la diversidad del país.

AYUTTHAYA

Catalogada como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991, la ciudad fué creada en el año 1350 por el Rey U-Thong, creando la nueva capital del conocido imperio de Siam . Su expansión aprovechando la confluencia de tres ríos, obligó a añadir una serie de canales, para facilitar su rico comercio de maderas azúcar y seda, que duró hasta que en 1767, quedó destruida por el imperio Birmano.

En la actualidad, sus ruinas la han convertido en una atracción turística imprescindible, para todo aquel que visita el país.

Entre sus ruinas más destacadas, encontramos las tres pagodas de Wat Phra Si Sanphet, donde se encuentran los restos mortales de tres de sus reyes. Aunque si un rey se hizo famoso por ordenar la construcción de un templo, ese fue el rey Prasat Thong con el levantamiento en honor a su madre del recinto Chaiwatthanaram, con sus ocho torres rodeando la torre central de 35 mts y adornada con 120 estatuas de Buda.

El complejo se hizo para dar un mensaje de como se ve el mundo desde el punto de vista del budismo, siendo la torre central, la que simboliza el eje central del mundo otorgado al monte Meru, rodeada de cuatro torres que representan los cuatro continentes donde habitan los hombres.

La torre central resalta el marcado  estilo Khmer

SUKHOTHAI

Siguiendo la ruta histórica, nos encontramos con la que fue la capital del primer reino Tailandés, Sukhothai.

Estas preciosas ruinas, se encuentran a 427 Km al norte de Bangkok. En ellas queda reflejado el poder del reino, creado en el siglo XIII siendo gobernado por Ramkhamhaeng, que heredó el reino en 1279 y lo extendió al sur hasta la península de Malaca, al nordeste conocido actualmente como Laos y hacia el noroeste en lo que hoy es Myanmar. Después de su fallecimiento en 1298, el reino entró en una decadencia que lo llevó a perder todo su poder, hasta que en e 1438, fue absorbido por Ayutthaya.

Las ruinas fueron declaradas patrimonio mundial por la Unesco en 1991

Todos los rincones, muestran las huellas que dejó el imperio

El Triángulo de Oro

Al norte de Thailandia y siguiendo esta preciosa ruta histórica, nos encontramos con las no menos espectaculares provincias de Chiang Mai y Chiang Rai donde sus mágicos templos, sus increíbles paisajes y etnias tan curiosas como la de las mujeres jirafa, se sitúan en una enclave a tocar entre Laos y Myanmar, que junta los tres tres países en el conocido triángulo de oro.

Aunque Chiang Mai y Chiang Rai son poblaciones distintas, la esencia es la misma. Sus trabajadísimos templos situados en medio de unos paisajes montañosos con grandes llanuras verdes, acompañados por las tribus ancestrales que aún viven allí como si el tiempo no hubiese pasado, le dan a la visita un sinfín de variedades que crean una admiración total.

Campos de arroz y montañas embellecen las vistas del triángulo de oro

La maravillosa pagoda Chedi de Doi Suthep

La visita de estas dos poblaciones, bien merece cuatro jornadas, ya que aparte de sus mencionados templos, tribus y paisajes, también ofrecen variadas opciones para seguir explorando las zonas de maneras tan espectaculares como el rafting de bamboo o los paseos en elefante que nos adentran hacia las entrañas de estos paisajes tan ricos de naturaleza.

El Mae Kok River nos lleva hacia una aventura con paisajes maravillosos

Los paseos a lomos de un elefante, también dejan un recuerdo imborrable en el que uno se olvida de que existen las grandes urbes y disfruta de la esencia natural que ofrece la calma del paseo junto con un recorrido entre árboles y ríos, en el que sólo se huele, se escucha y se ve naturaleza. Además, la experiencia se complementa con el espectáculo de mezclarse entre los elefantes y ver como los bañan en el río, a la entrada de las granjas.

Decenas de elefantes, se preparan para recibir a los turistas

Los cuidadores también ofrecen su show particular en el río.

Chiang Mai

Situada a unos 700 Km al norte de Bangkok, Chiang Mai es la provincia más grande del norte de Tailandia y la que ofrece más elementos culturales. Sus más de 300 preciosos templos (wat en Tailandés), dan una idea de la grandeza que tuvo la ciudad en tiempos pasados, invitando a diseñar una ruta para poder ver los más importantes. La ciudad fue amurallada en 1296 para protegerse de las invasiones Birmanas, aunque finalmente cayó en 1767, pasando a formar parte del reino de Siam.

Chiang Mai, que en tailandés significa ciudad nueva, se volvió a levantar, hasta ser la segunda ciudad en importancia de Tailandia, y si bien el turismo y los siglos la han modernizado, sigue conservando sus tradiciones e inclusos su lengua Kham Muang, también conocida como Lanna.

Chiang Rai

Si bien Chiang Mai nos ofrece multitud de variedades turísticas, su vecina Chiang Rai, no se queda atrás. Su principal punto de interés, lo encontramos en la confluencia que tiene con sus vecinos Laos y la actual Myanmar en el que forman el ya mencionado triángulo de oro.

Sus formaciones montañosas y las tribus que habitan en ellas aseguran una aventura auténtica todo y la fama turística que tiene. Sin duda la visita a las colinas donde se encuentran las mujeres jirafa, es la principal atracción, aunque para el mundo occidental, cuesta de aceptar que una niña desde los cinco años, se vea condenada el resto de su vida a llevar un collar de latón que le va estirando el cuello.

Hay muchas teorías sobre esta tradición, siendo Myanmar quién decidió no permitirla y muchas mujeres vieron como los ingresos turísticos cayeron, todo y tener otra fuente debido a la venta de sus bellísimas telas y bordados que fabrican ellas mismas.

Los poblados escondidos de las tribus se encuentran en paisajes increíbles.

Saliendo de las zonas tribales, Chiang Rai también ofrece templos de gran belleza, donde destaca el exclusivo templo blanco Wat Rong Khun diseñado en 1997, resaltando un templo budista totalmente diferente tanto por su diseño, como por ser completamente de color blanco.

Totalmente diseñado con su mencionado color blanco y con cristales, todo tiene su lógico sentido, ya que el blanco representa la pureza Budista y el cristal la sabiduría de Buda.

Maravilloso y exclusivo Templo Blanco

PLAYAS , ISLAS Y CUEVAS DE ENSUEÑO

Un recorrido por esta joya del sudeste asiático, no estaría completa, sin descubrir su sensacional costa, llena de formaciones kársticas, playas de arena blanca y aguas cristalinas que ofrecen al viajero un final de viaje de lo más paradisíaco.

Sus zonas más populares son Phuket, Krabi, Kho Samui, Phi Phi y Pattaya, a las que últimamente se han sumado algunos islotes como Kho Lanta y lugares costeros con hoteles de gran lujo.

Maravillosa playa en las islas Phi Phi

Desde los diferentes puntos se pueden hacer todo tipo de actividades acuáticas y excursiones para visitar las islas y playas vecinas, aunque si hay un lugar se visita obligada por su espectacularidad, ese es la bahía de Phang Nga.

Este parque natural, se encuentra al oeste de la península de Malacca y se creó para proteger la gran cantidad de islotes que tiene, pasando a ser una zona paisajista muy exclusiva, así como para hacer buceo en sus aguas transparentes. De entre todas sus formaciones e islotes, sin duda la gran atracción es la denominada isla de James  Bond, ya que aquí es donde se rodó en 1974, una escena de la película El hombre de la pistola de oro.

La famosa columna kárstica

Durante la visita al parque, uno puede adentrarse en los secretos interiores que ofrecen la mayoría de sus islotes, internándose por una serie de cuevas que nos conducen a su interior. Hay varios lugares que ofrecen visitas en kayak que sin lugar a dudas merecen la pena por la aventura y el misterio que conlleva el descubrir que se esconde en el interior, encontrando misteriosas entradas de luz que alumbran los interiores donde se pueden encontrar árboles que salen literalmente de las paredes rocosas y zonas con manglares que crean un escenario misterioso que dan vida un lugar envuelto con un silencio que curiosamente no se percibe, pero que da una gran paz al lugar.

 

Entrada exterior del islote

Así es Thailandia, un país muy completo en cuanto a su variedad turística, que ofrece una cara muy amable, acompañada por su rica y batallada historia que refleja el esplendor de su época dorada en sus templos, ruinas y etnias, decorados por unos paisajes de película ofreciendo en un recorrido de aventura que acaba en sus paradisíacas playas.

Texto y Foros: David Bernat

************************

Más información sobre Tailandia.

Información de la wikipedia sobre Tailandia

************************

Otros artículos relacionados

BUDAPEST. Los puentes del Danubio

La ruta maya

INDIA. Triángulo de oro

Japón

MOSCÚ. El kremlin y la Plaza Roja

Visitando Edimburgo. Guía general planos e imágenes

***********************

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

(Visited 21 times, 4 visits today)
 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *