Partidos políticos. Elementos claves

 

partidos politicos y sus elementos

Partidos politicos y sus elementos

Cuando hablamos de política, inmediatamente pensamos en dos de sus grandes actores: los políticos y los partidos políticos. En este artículo voy a intentar establecer los requisitos que deberían cumplir, desde diferentes puntos de vista, por ejemplo el ético.

Normalmente cuando se habla de requisitos, se piensa en los requisitos que debe cumplir un partido para que sea legalmente considerado un partido. Eso no es el objetivo de este artículo.

Por otra parte, como generalmente los políticos, incluso los que se llaman independientes, suelen actuar dentro o asociado a un partido político, el eje central de este artículo serán los partidos políticos.

En este artículo se trata de dar respuesta a una pregunta:

¿Por qué la política y los partidos no hacen lo que esperamos de ellos? Son muchos los elementos que influyen en ese divorcio entre lo que esperamos y lo que hacen. En este post se hace un breve análisis de algunos de esos elementos.

Los partidos politicos y sus elementos

Los principales elementos que podemos encontrar al analizar los partidos políticos son los siguientes:

  • La eficiencia
  • La ideología
  • Los objetivos
  • Su estructura y organización
  • La forma de participación interna
  • La transparencia
  • Los líderes. Características y requisitos
  • Las relaciones con los miembros del partido y con el resto de la sociedad

La eficiencia

Cuando hablamos de eficiencia, nos referimos a hacer bien lo que se debe hacer. Es decir, no es lo mismo que la eficacia, que es hacer bien lo que se uno se ha propuesto hacer. La diferencia está en que podemos ser eficaces pero poco eficientes. Y entonces el problema es determinar que es lo que se debe hacer, y bajo qué óptica. Y aquí tropezamos con el primer problema. Para determinados partidos el gran objetivo es, y debería ser para todos, el bien común. Es decir, trabajar para que el pueblo en general pueda vivir mejor y resolver los problemas de la población de su país, en su totalidad.

Estos problemas pueden ser problemas generales, como que haya trabajo para todos, que haya buenos servicios públicos, etc. Algunos partidos pueden agregar  a estos problemas a resolver, el problema de la desigualdad y también el de la calidad de esos servicios básicos, incluyendo entre ellos la educación y la sanidad. Y, al día de hoy, la lucha por la corrupción.

En cambio, hay otros que su vara de medir la eficiencia está orientada a resolver problemas más puntuales, más regionales por llamarlos de alguna forma.

Y no olvidemos el peso de temas que pasan a formar parte de la mejora de un pueblo. No hay sólo problemas económicos, sino también sociales, como es la desigualdad de género, la homofobia, etc.

Todos ellos estarán marcados por su ideología, que será de alguna forma, lo que establece los límites del campo de acción para tratar de resolver esos problemas. Y la ideología puede llevar a establecer variaciones sustanciales en la definición de lo que se debe hacer.

Por lo tanto, la eficiencia no es un elemento fácil de medir, y este artículo sólo quiere dejar constancia de la importancia de esta variable. Más adelante en un artículo posterior se analizará más en detalle.

La ideología.

Partidos politicos y sus elementos - Ideología

En principio todo partido debiera tener una ideología que sirva como eje conductor de los programas políticos. Sin embargo, los partidos pueden clasificarse en aquellos que son fieles a una ideología determinada y los que mantienen una actitud pragmática, y por lo tanto su ideología es cambiante. También, como el gran objetivo de casi todos los partidos, incluso los más pequeños es llegar a gobernar, la ideología en muchos casos se transforma en una cuestión pragmática al servicio de los resultados electorales.

En todo caso, casi siempre podemos encontrar una línea de actuación de acuerdo a algunas de las ideologías base o principales: liberal, conservador, neoliberal, socialismo, etc. Hay partidos que se mantienen más o menos fieles a estas ideologías base, mientras que otros cambian de acuerdo a los intereses de los líderes de ese partido o de los resultados electorales. En otros casos, las ideologías puras se entremezclan, y los partidos que en un momento histórico son de izquierdas, el devenir de los acontecimientos los van llevando a posiciones de centro. O al revés.

Otro elemento importante respecto a las ideologías son los riesgos a los que se enfrentan los partidos políticos, precisamente por su dependencia de la respuesta de los votantes.

Los riesgos

Estos riesgos, a grandes rasgos son los siguientes:

  • La demagogia. La necesidad de conseguir votos puede llevar a prometer cosas que no podrán cumplir. Pero que se prometen igualmente, aunque se sepa que no se cumplirá. Ya sea por imposibilidad financiera (no se disponga de los recursos financieros) o simplemente porque nunca han pensado realmente cumplir esas promesas.
  • El voluntarismo político. En este caso también se prometen cosas que no se pueden cumplir. La diferencia con el punto anterior, es que en este caso se prometen porque se cree que lo podrán hacer. No se tienen en cuenta las necesidades financieras ni otros obstáculos que pueden hacer imposible cumplir con lo que se promete.
  • Actuar motivados por el resentimiento. En este caso la ideología queda supeditada a este elemento. Podríamos caer en el populismo que nace del resentimiento hacia las clases dominantes.
  • Que las ideologías se transformen en algo secundario. En un vehículo para poder enriquecerse personalmente. La ideología pasa a ser un escaparate para la opinión pública que permite hacer determinadas cosas. Pero lo importante pasa a ser la consecución y permanencia en el poder, que les permite enriquecerse.

Los Objetivos

La ideología debe tomar forma en unos objetivos concretos a corto, medio y largo plazo. Objetivos que van a depender de la situación concreta de cada país. Y estos objetivos se deben plasmar en un programa. Lo triste es que los programas parece que cada vez más se adecuan a lo que los votantes en cada país quieren oír. Cada vez más el llamado marketing político tiene un peso mayor en el desarrollo de los programas de los partidos. Es cierto que los programas deben adecuarse a unos tiempos cambiantes. Pero debieran mantener una línea central.

El resultado es que cada vez más, los partidos se vuelven más pragmáticos, y por lo tanto sus programas son también más cambiantes. Pero las ideas centrales, los grandes objetivos a largo plazo debieran estar explicitados y no deberían cambiar.

Estos objetivos, plasmados en los programas, deben tener en cuenta dos grandes elementos:

  • La viabilidad. Es decir, la capacidad para poder  llevarlos a efecto. Aquí entran otros elementos como las necesidades de financiación, la capacidad de llegar a acuerdos, los medios humanos y materiales de que se dispone, etc.
  • La planificación. Es decir, la distribución en el tiempo de la consecución, por etapas, de esos objetivos.

Por desgracia, la presión por obtener votos y llegar al poder y el voluntarismo político llevan a ignorar o a minusvalorar la importancia de que unas promesas sean o no viables. Y como ya se ha dicho esa viabilidad pasa por tener la capacidad para obtener los recursos financieros necesarios. Pero no sólo eso, si no se obtienen mayorías absolutas, se necesita una capacidad de diálogo y negociación con otros partidos. Entre otras cosas.

Por otra parte, es muy raro que un partido exprese la consecución de los objetivos estableciendo unas metas en el tiempo. Suelen plantearse como que se van a conseguir todos los puntos de un programa determinado en lo que podríamos llamar, la próxima legislatura.

Estructura y organización.

Los partidos en la medida que van creciendo van necesitando una estructura más grande y más definida. Esa estructura estará compuesta por personas.En la cabeza de esa estructura encontramos a  los políticos, en especial a los que tienen cargos políticos en la administración. Entre esos políticos debemos contar tanto a los que ocupan cargos de bajo nivel, como pueden ser los alcaldes en pueblos remotos hasta el presidente del gobierno. Son la cara visible de esa estructura. Pero detrás de ellos habrá muchas más personas. Los partidos se van transformando en instituciones, que necesitan personal para gestionarlas. Y así habrá personal, que no tienen porqué ser necesariamente políticos, para que realicen las actividades propias de una empresa: gestión financiera, gestión del inmovilizado, gestión de marketing, etc

Y aquí surge otro elemento importante. Esa estructura necesita de dinero para poder financiarse. Cada país tiene sus propias normas al respecto. Pero la ambición que suele haber detrás de las actividades políticas, lleva a que la obtención de recursos de acuerdo con el marco legal, se haga insuficiente. Y esto lleva a saltarse esas normas legales. Los escándalos en muchos países por financiación irregular se pueden leer un día sí y otro también, en los periódicos del mundo entero.

Organización

Toda estructura necesita de una organización. Es decir de una relación funcional entre las personas que la integran y también de unos controles. Debe haber una clara definición de las funciones de cada elemento de la estructura, cómo se eligen, los requisitos que deben cumplir, la forma de controlarlos, etc, etc. Sin embargo, las organizaciones políticas, en este aspecto tienen un gran hándicap con respecto a cualquier otra. En las organizaciones políticas casi no existe un proceso de selección de sus dirigentes. Por desgracia, estas organizaciones funcionan en base a liderazgos. Y esos liderazgos no están basados en la calidad sino en la comunicación.

Generalmente los líderes llegan a serlo, porque han tenido la capacidad de ganar adeptos. A veces, porque tienen un gran carisma. Otras veces porque son los reyes de la manipulación. Pero lo concreto es que normalmente no han pasado ninguna prueba de selección o han cumplido unos requisitos mínimos.

Esto nos puede llevar a organizaciones con un alto grado de concentración de personas en los niveles de mando, que provengan de un mismo lugar o que tengan un determinado vínculo.

Así, por ejemplo, nos encontramos que las universidades son un lugar que permite acceder a la política. Muchas veces por la puerta del amiguismo. Y también lo son ciertos colegios o centros de enseñanza.

En cuanto a los vínculos,son los familiares y los amigos o amiguetes, los más importantes. Y esto puede ser un grave problema en las organizaciones políticas. La historia está plagada de ejemplos, algunos demasiado graves y dolorosos. Es el caso del nazismo en Alemania, en que unos pocos lograron dominar a un pueblo y crear un gran daño a la humanidad: Hitler y Himmler, por ejemplo.

La participación.-

Este es otro elemento muy importante. Me refiero a cómo participan los miembros de un partido en los procesos de elección de los cargos y en los procesos de decisión. Aquí, tenemos dos elementos: en qué pueden participar los miembros de un partido y cómo pueden realizar esa participación.

En el caso de España, tenemos en un extremo la elección del candidato a Presidente elegido a dedo. Es la elección de candidato a  Presidente de Rajoy elegido directamente por Aznar. Un caso de nula participación de los miembros del PP. Es algo que se podría asimilar a una especie de dictadura o de herencia.

Por otra parte, están las primarias que se realizan en el PSOE en España y el proceso que se lleva a cabo en Estados Unidos.

Véase el siguiente artículo sobre las elecciones en Estados Unidos: ¿Cómo se elige a un candidato presidencial en Estados Unidos?, publicado en El Pais.

La tecnología en la participación

Y con la llegada de las nuevas tecnologías, Podemos en España, ha incorporado procesos de participación de todos los inscritos a través de internet. Es indudablemente un paso adelante en este sentido, pero que también está generando una especie de discriminación en la capacidad de voto. Los “analfabetos tecnológicos” no podrán ejercer ese derecho a voto. Porque los sistemas de votación pueden parecer muy simples para las personas acostumbradas a moverse en el mundo informatizado, pero absolutamente ininteligible para una gran parte de la población. A lo que se debe agregar que hay muchas personas que no tienen ordenador.  Y que el móvil lo usan poco más que para hacer llamadas y usar el whatsapp. O sea, que este partido, está precisamente discriminando a aquellos a quienes pretende defender.

Transparencia

La transparencia es algo que pocos partidos consideran un elemento importante. La transparencia en todo caso, es algo que en este siglo XXI es exigido desde los gobiernos hasta las empresas, pasando por todos los ámbitos de cualquier sociedad. Indudablemente que es una de las grandes asignaturas pendientes a nivel mundial.

En los partidos políticos, la transparencia suele ser algo que no interesa. En España, desde el PP, partido que parece que mientras más ocultas sean sus actividades, mucho mejor, hasta Podemos, que dice que son un partido transparente, hay de todo.

La cuestión es que se debe definir en qué consiste una política de transparencia en un partido político. Qué es lo que debe ser objeto de esa transparencia, cómo se ha de llevar a cabo y quiénes son el objeto de esa transparencia. Porque está claro que una información es la que debe ser conocida por los miembros de un partido, y que no necesariamente debe ser la misma que se ponga a disposición de toda la sociedad.

En todo caso, la transparencia debiera ser como mínimo de sus estados de cuentas. Debiera haber un lugar en que los estados financieros de los partidos políticos estén a la disposición de quien los quiera ver.

El liderazgo

Partidos políticos y sus elementos - Liderrazgo

Y este es el punto quizá más crítico en el análisis de los elementos que dan forma a un partido político. El liderazgo, en este caso, no está referido a una persona. El liderazgo claro que puede de una persona, pero también hay o puede haber, un liderazgo de una corriente política dentro de un partido, o un grupo de poder. Incluso una camarilla de amigos. Por lo tanto el liderazgo puede tener niveles y estructuras de poder.

En todo caso el liderazgo es en la política un factor muy importante. Siempre el liderazgo toma forma de un líder en la cabeza de la organización. Ese liderazgo puede ser real, o creado para que sea visto por la opinión pública como un líder. Por lo tanto, hay un liderazgo natural y otros que se crean por las necesidades electorales. Pero siempre está asociado al poder.

En este aspecto hay tres elementos a tener en cuenta:

  • Las características personales del líder.
  • El equipo de ese líder.
  • Los riesgos que existen en unas organizaciones de este tipo

Características del líder.

Son muchos los elementos a tener en cuenta, pero en este análisis haré hincapié sólo en tres:

  • Sus capacidades. Si hablamos de la capacidad, debemos tener en cuenta como mínimo las siguientes: a) su capacidad intelectual; b) su capacidad de comunicación; c) su capacidad para trabajar con las nuevas tecnologías; d) sus conocimientos de idiomas
  • Honestidad y ética. El grado de honestidad debiera ser un elemento clave en la elección de un líder. La comprobación de esa honestidad debiera ser una barrera infranqueable dentro de un partido. Y por supuesto, la actuación del líder o de los líderes no debiera estar enmarcada sólo por lo que establecen las leyes, sino, por encima de todo, por lo que establece la ética.
  • Un líder debe ser flexible, es decir, debe ser capaz de negociar.
  • El perfil psicológico. La historia, con el ya mencionado Hitler, y la actualidad, con el presidente Donald Trump en Estados Unidos, son el mejor argumento de que el perfil psicológico debiera ser un elemento clave a la hora de elegir a un líder.

Las características del equipo que lo rodea.

Un líder nunca está sólo. Siempre hay un equipo a su alrededor. En un mundo cada vez más complejo debe estar rodeado de personas multidisciplinarias que le aconsejen y le ayuden a tomar decisiones. Por lo tanto a ese equipo se le debe exigir capacidad y conocimientos contrastados en el área que apoya al líder, debe ser honesto y actuar de acuerdo a lo que establece la ética y también debe ser flexible. Por desgracia, ese equipo en los partidos políticos suelen ser seleccionados fundamentalmente a través de criterios de amiguismo y fidelidad.

Los riesgos.

Este es un punto de gran importancia, que pareciera que no se tiene en cuenta

En una organización que funciona en base a liderazgos, hay varios riesgos importantes. Estos son  a mi juicio los más críticos:

  • Riesgo a eternizarse en el cargo. Un líder, puede ir acumulando poder. Pero no sólo él, sino también el equipo que le apoya. Esto puede llevar a una pirámide de poder dentro de la organización.
  • Riesgo de creerse que es dueño del partido. Esto lleva a tomar decisiones unilateralmente apoyado por un equipo incondicional. Y también a deshacerse de aquellos que no comparten sus ideas o que puedan hacerle sombra
  • Riesgo de crear camarillas de poder, y como se ha dicho en el primero de los riesgos, crear una estructura de poder, que controle la organización de arriba abajo
  • Riesgo de corrupción. El exceso de poder conlleva inevitablemente a que se vea sometido a las tentaciones de la corrupción.

Por lo tanto, un partido político que quiera hacer las cosas bien, debe establecer los mecanismos que impidan o permitan controlar estos riesgos.

Las relaciones con los miembros del partido y con el resto de la sociedad

En este análisis de los puntos claves no pueden faltar unas pocas líneas relacionadas con la relación existente entre un partido y sus líderes. Tanto con los propios miembros de ese partido con la sociedad en general.

Ya se han comentado algunos, como es el caso de la transparencia y de la necesidad de una actuación regida por la ética, más allá de lo que establecen las leyes y normas. La realidad de los partidos es que su principal objetivo se puede decir que es llegar al gobierno de un país para que a través de las instituciones, dicho país funcione de una determinada manera. Aquí las ideologías juegan un papel clave, pero también las posturas pragmáticas actúan colocando en ocasiones a las ideologías en un segundo plano.

Lo concreto es que la búsqueda del poder puede generar actitudes y relaciones que pueden llegar a ser indeseables.

Actitudes indeseables

Veamos algunas de ellas:

  • No ser consecuente con lo que se dice. Si se hace un seguimiento a lo que un político dice o su partido, se ve una falta de consecuencia. Las hemerotecas se encargan de mostrar esa inconsecuencia. El resultado es la pérdida de credibilidad de los políticos y de los partidos.
  • El respeto. En las discusiones en tertulias, en el parlamento y en otras situaciones, son muchas las veces en que se falta el respeto. Esta falta de respeto no es sólo al interlocutor, sino también a sus ideas y en ocasiones a sectores de la población. Un ejemplo es el caso de algunos miembros del Partido popular, al referirse  a las víctimas del franquismo, incluso con mofa. En todo caso, La falta de respeto no es una cualidad de los miembros del PP, sino, de alguno forma de todos los partidos. La importancia de actuar con respeto, es que hace más fácil establecer puentes entre posturas diferentes. Los partidos no debieran buscar antagonismos, sino buscar la forma de sumar.
  • Las mentiras. No es lo mismo que ser consecuente. Es algo mucho más grave. Es simplemente mentir. Y los políticos se han ganado una merecida fama de que no dicen la verdad. En ocasiones no es que mientan. Dicen medias verdades o ocultan hechos. Son una forma de mentir dentro del ámbito político. Esta falta a la verdad es otro gran culpable de que cada vez haya más gente que no quiere saber nada de la política

************************

Otros artículos relacionados

Populismo. De la Rusia de los zares a Trump

La ideología liberal

La ideología neoliberal. La versión más oscura del liberalismo

Ideologías políticas. Qué son y algunas clasificaciones

***********************

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

(Visited 1.704 times, 443 visits today)
 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *