HOLANDA PARAISO FISCAL. EL SANDWICH HOLANDES

holanda paraiso fiscal

HOLANDA PARAISO FISCAL

HOLANDA PARAISO FISCAL. EL SANDWICH HOLANDES

¿Es Holanda un paraíso fiscal?

Si nos atenemos a las listas generadas por organizaciones como la OCDE o países como España, Holanda no sería un paraíso fiscal. NO FIGURA EN ESAS LISTAS. Sin embargo Holanda puede ser considerada un paraíso fiscal por las ventajas impositivas que ofrece a las empresas. Estas ventajas combinadas con los convenios que tiene Holanda con los paraísos fiscales de territorios como Aruba, le dan las ventajas de la falta de transparencia y de bajos impuestos. No es un centro financiero offshore, pero a través de ella sí que se realizan actividades totalmente opacas

Los defensores de Holanda

En artículos que califican a Holanda como paraíso fiscal, se pueden leer comentarios que avergüenzan. Hay personas que defienden a Holanda y critican a España. He leído, repetido varias veces en diferentes comentarios, que España es un infierno fiscal. Hay una insolidaridad enorme en estos comentarios. Y, en mi opinión, un egoísmo insolidario, en términos empresariales. La competencia leal, debe estar basada en una igualdad de condiciones para todos las empresas. Los países que actúan como Holanda, llevan consigo una condición de ventaja competitiva de tipo desleal. Las empresas que se radican en Holanda tienen costos  mucho menores, dado que los impuestos son un costo. Pueden vender a mejor precio y así eliminar la competencia. Y cuando ya la han eliminado puede subir los precios. Es una situación que favorece los monopolios y oligopolios.

La fiscalidad

Comparar los tipos fiscales entre diferentes países no sirve para nada. Lo que se tiene que analizar son las condiciones especiales que puedan existir. Tipos especiales de sociedades, convenios con territorios considerados paraísos fiscales, etc.

El impuesto a las rentas de las sociedades en Holanda es de un 34,5 % (2013). Pero tiene una enorme red de:

  • Exenciones
  • Convenios de doble imposición
  • Normas especiales para los holding
  • Formas jurídicas para facilitar el establecimiento de empresas extranjeras (que en este artículo sólo se mencionarán)
    • Naamloza Vennootschap (N.V.) –
    • Besloten Vennootschap (B.V).-

El sandwich holandés.

Sin embargo, todas estas características no convierten a Holanda en un paraíso fiscal. Es simplemente un país competitivo en normas de acogimiento de empresas extranjeras. Es un paradigma de las economías neoliberales. Pero no un paraíso fiscal. ¿Cuándo entonces se produce la mezcla que transforma a Holanda en paraíso fiscal? Cuando vemos que Holanda tiene convenios de doble imposición con países como Aruba, Antillas Holandesas y Barbados. Tres reconocidos paraísos fiscales. Aquí está la “trampita”.

Una empresa se instala en Holanda, realiza operaciones con uno de estos paraísos fiscales, de manera tal que los beneficios se generen en el paraíso fiscal. Y, dicho de otra forma, a través de la mezcla Holanda y sus paraísos fiscales, limpia y legaliza sus beneficios. De manera tal que llegan al país de origen a tipo cero o casi.

Esto es lo que se llama el “sándwich holandés”. Un sándwich muy apetecido por las grandes empresas.

Y no olvidemos que estos países al ser cien por cien paraísos fiscal carecen de transparencia, y el secreto bancario permite ocultar todo tipo de operaciones. Es decir, que no sólo desaparecen los beneficios a los ojos de los países que los generan, sino que también pueden desaparecer las actividades delictivas.

La organización de Inspectores de Hacienda de España (IHE) ha hecho públicas sus críticas a este modelo de evasión “legal” de impuestos. Reclaman medidas legislativas que permitan combatir estas situaciones.

Qué hay detrás de estos paraísos fiscales encubiertos.

Aparte de las consideraciones de siempre, no pagar impuestos y encubrir actividades delictivas, hay otras. Otras de carácter humano, que el caso de Holanda las saca a relucir. Si no existieran países como Holanda, que muchos defienden y otros critican, no pensaríamos en estos otros temas.

Esto hay también detrás de estos paraísos fiscales encubiertos:

Insolidaridad.

Entre personas y entre empresas. Esta insolidaridad, en que el que tiene a su alcance estos privilegios, lo hace a costa de los que no pueden gozar de ellos. En el caso de las empresas, las que quedan fuera del sistema de privilegios, tienen costos más altos (los impuestos) y no pueden competir con los precios de las empresas privilegiadas. Están abocadas a ser absorbidas y desaparecer. Y en el camino se pierden muchos puestos de trabajo. Es una insolidaridad que les conviene. Y como la economía es “amoral”, estas prácticas son bien vistas por muchos economistas y también por las corrientes políticas neoliberales.

En cuanto a las personas, en cuanto a consumidores, como los precios de los productos bajan, ven también con buenos ojos esta concentración de riqueza. Y no les importa que detrás hay países que recaudan menos impuestos. Lo que les lleva a disminuir los beneficios sociales. Los beneficios que favorecen a los más pobres de esos países. Pero eso no se piensa. Y si alguien se lo dice, cubren su conciencia diciéndose a sí mismos que estas afirmaciones son exageraciones o bien mentiras.

Y si miramos a las personas como trabajadores, pasa tres cuartos de lo mismo. Lo que ven son los nuevos empleos que se crean al instalarse grandes supermercados. Pero no piensan en los trabajadores de los pequeños comercios que pierden sus trabajos, ni en los autónomos que se ven obligados a cerrar, muchas veces con deudas y con sus sueños destruidos. Eso no cuenta. Sólo importa el beneficio personal.

Y todo esto sin mencionar a los trabajadores que también se quedan sin empleo en los países en los que al recaudar menos, hay menos proyectos de bienestar social. Y al haber menos proyectos no sólo el bienestar de la sociedad se resiente sino que se pierden también puestos de trabajo. Es decir, que el paro aumenta en esos países.  Por culpa de los paraísos fiscales que llevan a recaudar menos.

Competencia desleal.-

En términos económicos, los monopolios son algo negativo para las economías. La competencia perfecta es el ideal de la teoría económica tradicional. Y los monopolios y su versión dulcificada, los oligopolios, son la negación de esa competencia perfectas. Porque, ¿qué hay detrás de esta situación?. Empresas que por sus privilegios les llevan a adoptar una posición privilegiada a nivel económico. Y a partir de aquí también se hacen dueñas del poder político.

Es decir, que las leyes empiezan a tomar la forma que a ellos les interesa. Leyes que favorecen sus intereses. Y los políticos gritan a los cuatro vientos que se debe respetar el estado de derecho. Un estado de derecho hecho a la medida de los intereses de las multinacionales y grandes fortunas.  Y como resultado todo lo que ya se ha dicho en el apartado anterior: paro, disminución de las políticas sociales, desigualdad, etc.

Ausencia de ética en los negocios.-

No olvidemos que los economistas dicen que la economía es amoral. Pero la línea que separa lo amoral de lo inmoral es demasiado delgada. Y el efecto de esta amoralidad es que la economía se está volviendo inmoral. Los negocios se desarrollan en un medio equivalente a una guerra sin cuartel, donde todo vale. Incluso hasta hay una línea en marketing que se llama “marketing de guerra”. En esa línea lo que se pretende para ganarse el mercado es eliminar la competencia: matarla. Esos son los patrones morales de nuestras escuelas de negocio.

Se elevan a los altares a los que triunfan. No importa cómo. Se crean grandes estructuras de ocio, donde imperan la prostitución y las drogas. Pero los gobiernos se pelean porque se instalen en sus territorios. Porque generan empleo. Y eso les lleva a obtener votos. Eso es lo que importa. Lo que pase después carece de importancia. Que llegue la drogadicción a los hogares, que los hijos se prostituyan, eso no importa. Siempre se le echará la culpa a otros. Y siempre habrá quienes querrán ver solo lo que quieren ver.

Egoísmo e hipocresía.-

Y de la insolidaridad al egoísmo hay un paso minúsculo. Ambos se retroalimentan. Son insolidarios porque son egoístsa. “Sólo pienso en mí y en mi bienestar”. No les queda tiempo para pensar en los demás. Y menos si al pensar en los demás eso les toca el bolsillo. Y ese egoísmo alimenta la mente de los holandeses y de todos los paraísos fiscales que no lo son abiertamente, como la City de Londres. Los pueblos de estos paraísos fiscales no quieren ver lo que pasa fuera de sus fronteras. Sólo se miran a sí mismos. Además, los otros países les envidian.

Y los insolidarios y egoístas de los países perjudicados defienden a estos paraísos fiscales. Y les envidian. Quieren ser como ellos. Porque sueñan estar en la posición de los privilegiados. Nunca se ven en el lugar de los que sufren sus consecuencias. Y de aquí pasamos a la hipocresía. Y dicen: no somos paraísos fiscales. Sólo tenemos unas ventajas especiales para ciertas empresas. Pero resulta que esas ventajas solo están al alcance de muy pocos: los más privilegiados. O sea, que si eres muy rico podrás usar  estas ventajas y hacerte aún más rico. Pero, si alguien se hace más rico, ¿no es acaso a costa de otro/otros que se hacen más pobres? Viva el egoísmo y la hipocresía de estos países

Resumen.

En suma, estos paraísos fiscales como es el caso de Holanda, no es más que la cara oscura del ser humano. Debemos recordar algunas voces que se han alzado contra esta especie de epidemia silenciosa. Las encíclicas y los discursos del papa Francisco son un ejemplo. No importa que seas católico o no. Lo importante de esta situación es que una buena parte de los que son los adalides de estas perversidades se llaman católicos. En todo caso, los holandeses como son protestantes no tienen porqué tener en cuenta sus palabras.

Algunos datos:

El 90 % de las empresas del IBEX 35 tienen empresas constituidas en Holanda Fuente: iniciativadebate.org . Año 2013

El 40 % de las 550 empresas más grandes de estados Unidos tienen su sede allí. También 245 multinacionales japonesas y 2.485 europeas. Fuente: Fortune . 2013

Otros problemas adicionales.

Como ya son pocos los problemas que generan los paraísos fiscales, agregaré otro. Y es que a través de estos modelos de negocio, los capitales viajan por el mundo casi sin control. Y esto lleva a que los capitales generados en un país no se utilicen en el lugar de origen. O sea, que las posibilidades de tener capital productivo también se desvanecen. Y de poder, por lo tanto, de crecer y desarrollarse. Toda una cadena de destrucción del bienestar para algunos países: salida de capitales, menos inversión, reducción de empresas, más paro, menos capacidad de consumo, etc,  etc.

 

************************

Otros artículos relacionados con los paraísos fiscales

La City de Londres y los paraísos fiscales

Paraísos fiscales en la Unión Europea

Los efectos nocivos de los paraísos fiscales

Porqué un país puede ser considerado un paraíso fiscal

Una mirada a la lista de paraísos fiscales

Los papeles de Panamá y la gran hipocresía

***********************

Si has llegado hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. También te agradecería cualquier comentario. Me ayudará a mejorar este blog. Gracias desde ya

Y si te ha gustado este artículo, te agradecería que lo compartieses. Las visitas a este blog son el alimento y la energía que  da las fuerzas necesarias para continuar.

 

 

 

 

 

(Visited 92 times, 16 visits today)
 

You may also like...

4 Responses

  1. Osvaldo dice:

    Muy buena reflexión saber hilar muy fino y ves dónde otros no ven
    Saludos y felicitaciones

     
    • Eduardo Escárate Ferrada dice:

      Gracias Osvaldo. Por desgracia hay demasiadas cosas ocultas detrás de la piel que nosotros vemos. En el caso de Holanda, vemos todo eso que nos da envidia, y que soñamos para nuestros países. Pero detrás hay muchas cosas oscuras. Por otra parte el éxito de muchos de los países que vemos como un modelo a seguir, tienen demasiadas sombras. Muchas veces sus éxitos son a costa del deterioro social y humano de otros países.

       
  2. Lo he calificado de excelente porque mi ignorancia del tema -ahora un poquito menos- no me permite cuestionar nada.
    Ánimo Edu.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *