REFLEXIONES SOBRE PODEMOS

EL FUTURO DE PODEMOS. Los riesgos que le acechan

¿Es Podemos un riesgo o una esperanza?. Esta es una duda que asalta a mucha gente y que los medios la manipulan de acuerdo con sus intereses. He aquí algunas reflexiones sobre este tema.

  • Podemos nace del movimiento 15 M, el cual era un movimiento de repulsa a la gestión de los partidos políticos tradicionales, a la corrupción, a las políticas que traen más desigualdad , al trato diferente de la política fiscal para las grandes empresas respecto a las pequeñas y medianas empresas y a la clase trabajadora, a la entrega de las empresas públicas al sector privado, y un largo etcétera. No era ni fue nunca un partido político sino que fue un movimiento de base y de discusión política. Yo recuerdo que ese movimiento pedía a los partidos que cambiasen. No se planteaban al principio su conversión en partidos políticos. Quedan en internet las páginas que muestran esos planteamientos.
  • Al nacer Podemos, por algunas personas que consideraron que había que entrar en el juego político, se plantearon participar en las elecciones europeas. Pero, como es natural, no deben haber creído jamás que iban a tener un resultado como el que tuvieron. Y, personalmente creo, que el programa que desarrollaron lo hicieron con la metodología de los estudios de marketing, y por lo tanto, en buena forma, plantearon cosas que la gente quería escuchar. En ningún caso, pienso que analizaron la factibilidad concreta de sus propuestas. Porque, su objetivo debe haber sido conseguir algún escaño y poder hacerse oír en la UE.
  • Pero al tener el éxito que tienen, y el tirón mediático en la prensa y la televisión, se dan cuenta que pueden llegar mucho más lejos. Y comienza la transformación. Y también la adecuación a una situación distinta. En realidad, sienten la necesidad de adaptarse, porque una cosa muy distinta es ser un grano en el zapato para los empresarios y políticos, a ser un partido con opciones de gobernar. Y, como creo, no son tontos, empieza su transformación. Personalmente creo que tienen aún mucho camino que recorrer, pero están evolucionando.
  • También es cierto que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha tenido mucho que ver en el gran crecimiento de esta organización. Sus características personales han permitido que se transformase en un personaje mediático. Y del personaje mediático al éxito y al crecimiento que dan las encuestas hay sólo un minúsculo paso. Pero también es cierto que Pablo Iglesias ya no es Podemos, porque esta organización está creciendo y no crece por lo que Pablo Iglesias va planteando en la televisión y en la prensa, sino porque este movimiento es el de los desencantados, de los hastiados de los políticos tradicionales, de la esperanza de mucha gente. Y toda esa gente no sigue a Podemos por Pablo Iglesias sino porque es una puerta de esperanza. Y Pablo Iglesias es, eso sí, la cabeza visible, pero insisto, no es Podemos, y menos Podemos en Barcelona. Pero, naturalmente, si esos desencantados se quedan en sus casas rumiando sus problemas sin hacer nada, entonces sí, Podemos será Pablo Iglesias.
  • Por lo tanto, estos hechos (la posibilidad de gobernar) están transformando la percepción de las políticas a realizar, las cuales ya no pueden ser las mismas del programa con el que se fue a las europeas. Ese programa era un programa para ganar algún escaño en las europeas. El programa para gobernar es forzosamente algo muy distinto. Ahora tienen que tener en cuenta la factibilidad de cada propuesta. Por lo que su discurso ha ido cambiando, lo cual ha sido muy criticado por los partidos tradicionales. Pero esto de decir una cosa en un momento dado y luego cambiar, es común a todos los partidos, por lo que las críticas en este sentido son desgraciadamente, un ejercicio de hipocresía política.
  • La otra gran cuestión es si tienen gente capaz para gobernar. Esa es una incógnita. Pero, lo que sí se sabe es que en el movimiento 15M había mucha gente muy preparada. Y ese puede ser un buen caldo de cultivo para disponer de personas capaces. Y, pensemos en los primeros gobiernos de la transición, y en concreto el de Felipe González. El PSOE de aquellos años se parecía bastante a este Podemos del s.XXI. Y ese PSOE se declaraba marxista leninista, hasta que Felipe González en un acto que en su momento muchos criticaron, hizo que este partido abandonara el marxismo leninismo. Podemos puede estar haciendo lo mismo, pero a marchas forzadas.
  • Otro gran problema a resolver que tiene Podemos es el de su organización interna. Quiere ser verdaderamente democrático. Y para esto están los círculos. Pero, como en todo grupo humano, no pueden evitarse las luchas de poder y los amiguismos. Estos elementos negativos están presentes en todos los partidos. Y el problema que tiene Podemos es que debe evitarlos. Porque, igual que en los años 80, la izquierda debía ser honesta, ahora es Podemos a quien se le exige que lo sea.
  • Y muy relacionado con lo anterior, está la necesidad de que se blinden a todos los contagios: corrupción, manipulación, programas para obtener votos y no para cumplirlos, los amiguismos, la forma de financiación y un largo etcétera. Y para conseguir esto se deben establecer normas internas, mecanismos para hacerlas cumplir y controles adecuados.
  • Alguien podría opinar que Podemos se ha apoderado del 15M. Yo creo que más bien ha tenido el mérito de convertir ese movimiento ciudadano en una opción política. Y ese es un gran mérito, porque el movimiento 15M estaba perdiendo fuerza, y Podemos lo ha rescatado, vitalizado y transformado en una fuente de esperanza para mucha gente.
  • Y volviendo a lo mismo: ¿Se ha apoderado Pablo Iglesias y su grupo de Podemos?. Yo creo que no es válida esta pregunta. Podemos es creado por ellos aprovechando el tirón (en claro retroceso) del 15M. Ellos tuvieron la visión de dar el paso para convertirlo en partido político. Y como en todos los casos, los que lo crean son los que lo dirigen y establecen las reglas del juego. Esas reglas del juego se basaban en los planteamientos del 15M, y por eso debía ser democrático, en el más amplio sentido de la palabra. Y para cumplir esa premisa se estableció una organización basada en los famosos Círculos.
  • Otra duda:¿ Hay una verdadera democracia participativa en los círculos de Podemos o hay una seudo democracia representativa, en que el poder como en los partidos tradicionales lo tienen unos grupos muy concretos?. Y esta cuestión tiene su respuesta en la naturaleza humana. La tendencia va a ser que el poder se centre en unas pocas personas: los amigos, las personas de confianza, etc. Y aquí es donde los Círculos tienen un importante papel que jugar, impidiendo éstas y otras deformaciones que la naturaleza humana va a generar. Pero para eso es necesaria la participación.
  • Podemos es a la política actual como el ying y el yang. Lo que se le debe agradecer a Podemos, que es la herencia del 15M, es que la política nacional se ha revolucionado, y que los partidos políticos tradicionales han tenido que dejar, aunque sea un poco, el inmovilismo que les tenía dominados. Y la justicia también se ha puesto más activa, claro que esto es más difícil achacárselo a Podemos, pero creo que sí han influido. Ahora están más activos en su lucha contra la corrupción. EL PSOE ha cambiado la vieja guardia y han aparecido unas caras nuevas, que por lo menos, parecen algo más de izquierdas. Pero se les nota, que el peso de la estructura inmovilista aún es fuerte, y parece que está poniendo piedras en el camino a la nueva dirección. Y en el PP, por lo menos han cambiado a la Ministra de Sanidad. Es cierto, que estamos cerca de unas elecciones, pero también es cierto, que esas elecciones tienen la sombra de Podemos. Pero si ese es el lado positivo, difícil de negar, está el lado oscuro, por llamarlo de alguna forma, y es que Podemos está controlado por un grupo de personas mayoritariamente intelectuales, con poca experiencia en gobernar, ni siquiera ayuntamientos. Y un grupo de intelectuales que en sus inicios plantean cosas irreales y con extraños acercamientos a tipos de políticas como las de Venezuela, que a muchas personas les pone los pelos de punta.
  • Y ya que menciono a Venezuela, este es un país que tenía graves problemas cuando subió el chavismo al poder. Entre ellos el analfabetismo, la corrupción y la gran desigualdad entre las clases más pobres y los más ricos. Pero era un país con una importante clase media y que podría considerarse una economía emergente. Y el chavismo trata de resolver esos problemas, aplicando unas políticas que han destruido a las clases medias venezolanas, y han generado una gran inseguridad Parece que se han olvidado que un gobierno debe serlo para todos los ciudadanos de un país, y no sólo para una parte. Y que ese gobierno no puede corromperse.
  • Analicemos algunos ranking en relación con dicho país, es decir, Venezuela, comparado con España:
    • Peligrosidad de las ciudades. Entre las 50 ciudades más peligrosas del mundo en el año 2013 figuran 5 ciudades venezolanas: Caracas 2ª, Barquisimeto 10ª, Ciudad Guayana 17ª, Maracaibo 42ª, Valencia 50ª. En cambio de España no hay ninguna. Fuente: http://aristeguinoticias.com/1701/mexico/las-50-ciudades-mas-violentas-del-mundo-en-2013/
    • Según el coeficiente Gini de medición de la desigualdad, España ocupaba el puesto 58º en el año 2012, mientras que Venezuela, para el año 2011 ocupaba el puesto 85º.
    • Corrupción. Venezuela ocupa el puesto 161 entre 175 países, mientras que España ocupa el puesto 37, en el año 2014 según Transparency International. Fuente: http://www.transparency.org/
    • Ley de Transparencia. La reciente ley de transparencia de España ocupa el puesto 76 entre los países que tienen esta ley, sin embargo Venezuela ni siquiera tiene una ley al respecto. La fuente consultada es Global Right to Information Rating: http://www.rti-rating.org/
  • Se incluyen estas reflexiones sobre Venezuela ya que en los últimos tiempos están saliendo en los diarios y en la televisión la alusión a comentarios que los dirigentes de Podemos han hecho sobre Venezuela y Chávez. En general, esos comentarios que hicieron no hace mucho tiempo eran muy favorables a la política que se ha ejercido en ese país latinoamericano. Pero, también es cierto que cada vez más se van alejando de esas afirmaciones, y, es notorio que ahora les pesa.

Se podría continuar con más reflexiones, pero creo que ya sería demasiado cansino. Y, por lo tanto, cerraré este artículo con la idea de que Podemos sí puede ser una esperanza, siempre y cuando no permanezcamos sentados en nuestros sillones dejando  que sean otros los que participen. Porque, si es así, hay un riesgo de que esta organización termine siendo como un partido político tradicional, en que por encima del bien del pueblo están los intereses de los dirigentes, con sus ambiciones de poder y también de riqueza.

(Visited 18 times, 3 visits today)
 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *