Porqué un país puede ser considerado un paraíso fiscal

 cuando un pais puede ser considerado un paraiso fiscal

Tercer artículo sobre los Papeles de Panamá

Si los paraísos fiscales son una lacra, quizá sea bueno comprender por qué lo son, y esas cuestiones legales que hacen que en esos países y territorios se puedan burlar las obligaciones tributarias y también las de la justicia ordinaria.

Y para comenzar, volver a decir lo importante que ha sido poner de manifiesto algo que ya todo el mundo sabía, pero que las acciones que se hacen y hacían parecen más bien unas acciones para la galería. Y es de esperar que esta presión periodística logre algún resultado. Y que no vuelvan al cajón de las cosas olvidadas.

Documentos legales

RD. 1080/1991 donde se establece la lista de paraísos fiscales.

Acuerdo España – Panamá publicado en el BOE del 04/07/2011

 Los requisitos para ser un paraíso fiscal

Según la OCDE, los requisitos para que un país sea considerado un paraíso fiscal son los siguientes:

  • Que los impuestos que se apliquen sean muy bajos o no existan, para un determinado tipo de operaciones. Esta es la característica principal
  • Que exista una  ausencia de transparencia
  • Que no se   permita el intercambio de información de tipo fiscal con otros países
  • Que se permita a los no residentes  tener beneficios fiscales, aún en el caso de que no realicen efectivamente actividades en ese país o territorio

Para analizar estas cuatro características debemos estudiar una serie de conceptos: el sistema fiscal dual, la opacidad legal y financiera, el secreto bancario y los agentes y testaferros

Sistema fiscal dual.

El sistema fiscal es dual. Es decir un sistema fiscal para los residentes, es decir, para los nacionales del país, y otro para los no residentes. Y el sistema fiscal para los no residentes establece tipos impositivos muy bajos o, simplemente igual a cero. Este hecho es la clave de todo este asunto: un sistema fiscal especial para los no residentes con ventajas fiscales muy importante. Aquí se abre la puerta a los defraudadores, a la delincuencia internacional y al terrorismo. Hay gente en este mundo para los cuales el dinero siempre es bueno, no importa cuál sea su origen.

TODO DINERO ES BUENO, NO IMPORTA CUAL SEA SU ORIGEN 

La opacidad del sistema legal y financiero

La falta de transparencia.- Esto tiene como consecuencia crear una capa de opacidad sobre todas las operaciones que se realizan  a través de estos territorios, lo que facilita la defraudación fiscal, es decir, pagar menos impuestos, con el consiguiente daño en especial sobre las políticas de tipo social. Esta opacidad consiste en proteger a las personas y empresas que llevan su dinero y su riqueza a estos países y territorios, negándose a informar ni de los nombres de esas personas y empresas, ni del dinero y los bienes que tienen registrados allí. Y así permiten  también la ocultación  de actividades delictivas como la trata de blancas, el comercio de órganos y un largo etcétera de las actividades más vergonzosas del ser humano. Y no queda ahí la cosa: también el terrorismo internacional tiene un gran aliado en esta opacidad, pudiendo mantener en las instituciones financieras radicadas en estos paraísos el dinero que utilizan para desarrollar sus actividades. O sea, que volvemos a encontrarnos con la horrible cara de la doble moral y la hipocresía de los que defienden esta situación, de aquellos que se callan, miran para otro lado o buscan argumentos para justificarlas. Es verdad que sí se están dando pasos para reducir esta opacidad, en especial para luchar contra las actividades delictivas. Y se han firmado acuerdos internacionales en esa línea. Pero los Papeles de Panamá han venido a demostrar un hecho que es irrefutable: que esos acuerdos en muchos caso sólo es un papel mojado. Y por lo tanto, cabe preguntarse, ¿no habrá también unos papeles de Suiza y otros de Luxemburgo, sólo por citar dos países que se han comprometido a reducir la opacidad de sus sistemas financieros?

SE NIEGAN A  DAR NOMBRES NI INFORMACIÓN DE QUIENES TIENEN ALLÍ SU DINERO Y REGISTRADOS SUS BIENES

El secreto bancario

El secreto bancario.- Los defensores del secreto bancario dicen que lo hacen para garantizar la confidencialidad de los clientes y de las operaciones que realizan a través de las instituciones financieras. Y las instituciones y las leyes permiten esa gran arma de la opacidad: el secreto bancario y la protección de los datos personales. Incluso llegan a sancionar gravemente el incumplimiento de las leyes que protegen estas dos dolosas herramientas. Es cierto que debe existir una parte que tiene el derecho a la confidencialidad. Pero una cosa es que la información de los bienes que tiene una persona se aireen a los cuatro vientos, y otra es que esa información se entregue, de forma confidencial, a los países de origen donde se genera o donde realmente residen los ingresos y el patrimonio. Esto referido al fraude fiscal, que es lo que más están aireando los papeles de Panamá. Pero, insisto, no olvidemos la delincuencia internacional y el terrorismo.

EL SECRETO BANCARIO: EL DERECHO DE LOS DEFRAUDADORES, LOS DELINCUENTES Y EL TERRORISMOWatch Full Movie Online Streaming Online and Download

Los agentes residentes y los testaferros

Y a esto se agregan otras figuras, que las leyes amparan: los agentes residentes y los testaferros. Tanto uno como otro están especialmente diseñados para hacer más opaca la actividad en esos paraísos fiscales. Los llamados agentes residentes son personas que residen en los paraísos fiscales y que actúan como representante legal de las empresas extranjeras, para que así se oculten a cualquier registro público los nombres de los accionistas y los directores de esas empresas. Así se va cerrando el círculo de la opacidad. En el caso de los testaferros, se da un paso adelante en la opacidad, ya que el testaferro es alguien que presta su nombre para la realización de un contrato o actividad, de manera que el verdadero titular de los actos no aparece en ninguna parte. Y esta actividad, la del testaferro, en muchos casos se hacen para blanquear dinero o para ocultar actividades de tipo fraudulenta.  Y en España, como en muchos otros países, esta figura no está penada por la legislación española, por más de que ha habido manifestaciones del aparato jurídico pidiendo la consideración de delito a la actividad de testaferro. Así ha sido en la Memoria de la Fiscalía del año 2014 y en la Reforma del Código Penal del año 2006, donde se llegó a redactar un artículo que nunca llegó a incorporarse al texto de la ley. Un despropósito que viene a demostrar que la ley es ciega, pero para no ver lo que pueda afectar al enriquecimiento de los actos ilícitos. Porque esto no es una cuestión de izquierdas o derechas, sino sólo una cuestión de castigar esos actos ilícitos, sea quien sea el que los realice. Y, lo que puede llegar a ser casi divertido, es que la frase anterior, ha sido utilizada por los diferentes gobiernos quienes se llenan la boca diciendo justamente eso: aquí la ley funciona por igual para todos o la ley es la misma para todos o cosas como esas. Pero la gran estafa moral que hay en esas afirmaciones, es que esa ley igual para todos, ha nacido imperfecta y casi impúdica, porque es una ley que sanciona los delitos de la “gente normal” pero que es ciega, sorda y muda con los delitos de la gente poderosa. Y lo peor es que, al no considerar esos delitos, dejan abierta una gran brecha en la justicia para que se cuelen los delitos de los narcotraficantes, los terroristas, los tratantes de blancas, etc, etc. Es el caso de la confidencialidad que defiende el secreto bancario, secreto que permite defraudar y ocultar a la justicia otros actos ilícitos. Pero, a los poderosos, que son los que en definitiva hacen las leyes, no les interesa que estas leyes desaparezcan. Y para la galería, establecen y firman acuerdos, pero no crean los instrumentos necesarios para controlar que esos acuerdos se cumplan. O sea, leyes para que todo siga igual. Parece una posición pesimista, pero no, es la esperanza de que el tren que se ha empezado a mover con esto de los Papeles de Panamá no se detenga.

LOS TESTAFERROS UNA FIGURA PERFECTA PARA OCULTARSE ANTE LA LEY

 Los tratados internacionales

Y si volvemos a la legislación española, , el RD 1080/1991 , establece una lista con los territorios considerados paraísos fiscales. Esta lista está basada en la lista de la  OCDE, pero que se ha ido reduciendo al quitar varios países en función a acuerdos firmados  de transparencia y de información para reducir la  opacidad. ( Ver el post con esa lista ). Y en el caso de Panamá, el acuerdo firmado por ambos países establece una serie de obligaciones de información. Dicho acuerdo ha llevado a que España quite de esa lista a este país. Y lo que está claro es que los Papeles de Panamá han venido a demostrar que este país no ha tenido en ningún momento la intención de cumplir esos compromisos firmados. Es decir, que este tipo de tratados puede ser papel mojado.

 

En el próximo post se analizará el cómo actúan estos territorios con ejemplos explicativos

***********************************************************

Otros post relacionados

Primer post sobre los papeles de Panamá, con el cual se inicia esta serie de artículos

Los papeles de Panamá y la gran hipocresía

Segundo post sobre los papeles de Panamá, en el cual se incluye una lista de los paraísos fiscales según la legislación española

Una mirada a la lista de los paraísos fiscales

Otro post relacionado con los papeles de Panamá:

¿Han empezado las represalias a los periodistas por los papeles de Panamá?

Dos post sobre la corrupción:

Etica y Ley, el manto de la corrupción en el nacimiento de las leyes

La corrupción y la ley del silencio

***********************************************************

Si has sido capaz de llegar hasta este punto te agradecería que valoraras este post. Si lo haces desde un móvil pincha en la estrella dentro de un círculo. Te aparecerán varias opciones. Gracias desde ya

(Visited 703 times, 39 visits today)
 

You may also like...

1 Response

  1. junio 16, 2016

    […] Porqué un país puede ser considerado un paraíso fiscal […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *